Galatopita, un postre griego para que deleites a tus invitados

Foto:

(Caracas, 23 de enero. Noticias24) – Galatopita o, más comúnmente conocido como Ruffled Milk Pie, es un pastel de origen griego cuyo nombre significa “pastel hecho con leche”. Consta de una base cuajada elaborada con leche, huevos y vainilla decorado con masa filo, azúcar glas y canela.

Ingredientes para un molde de 26 cm de diámetroPARA EL RELLENO:

200 g de leche entera
40 g de nata líquida para montar
2 huevos L
100 g de azúcar
1/2 vaina ó cucharadita de pasta de vainilla

PARA LA DECORACIÓN SUPERIOR:

7-8 láminas de masa filo
80 g de ghee, mantequilla clarificada o mantequilla fundida
canela en polvo

PARA ESPOLVOREAR:

azúcar glas
canela en polvo

Elaboración
Preparamos la decoración superior.
Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
Pincelamos el molde (he utilizado este) con un poco de ghee o mantequilla fundida, lo que prefiráis utilizar.
Colocamos una lámina de masa filo sobre una superficie de trabajo. Pincelamos con la mantequilla por toda la superficie.
Cogemos la lámina y arrugamos con cuidado procurando darle una forma bonita. Disponemos en el interior del molde.
Repetimos el proceso con las otras láminas.
Espolvoreamos un poco de canela en polvo por la superficie e introducimos en el horno a media altura y horneamos durante 25 minutos.

Mientras se hornea la masa filo, preparamos el relleno.
En un cazo mediano vertemos la leche junto con la nata y la vainilla.
Colocamos a calor medio y dejamos hasta que llegue a ebullición. Retiramos del calor y dejamos templar.
En un bol batimos los huevos junto con el azúcar.
Vertemos un poco de la mezcla de leche y batimos. Debemos templar los huevos para evitar que cuajen.
Continuamos añadiendo la mezcla de leche poco a poco a la vez que batimos hasta incorporarla por completo.
Sacamos el molde del horno y vertemos el relleno.
Sacamos el molde del horno, con ayuda de unos guantes.
Vertemos el relleno sobre la masa filo, previamente horneada.

Introducimos de nuevo en el horno durante 30 minutos o hasta que el relleno haya cuajado.
Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
Antes de servir, espolvoreamos con azúcar glas y canela en polvo.

El ghee o mantequilla clarificada poseen mejor sabor, su aroma recuerda ligeramente a nuez. Pero podéis utilizar mantequilla fundida si no os queréis complicar demasiado.

Una vez que haya enfriado, podemos conservarla en el frigorífico durante 4 días. La masa filo perderá su toque crujiente, por esa razón os recomiendo elaborarla el día que vayáis a consumirla.

Seleccionado por: Julio César Alcubilla/Noticias24/ Fuente:/bake-street.com