10 señales que indican que nunca serás rico

Foto: Emprendiendo Historias

(Caracas, 19 de junio. Noticias24).-¿Quieres ser millonario y no lo consigues? Te has preguntado, ¿si estás haciendo lo correcto para lograrlo? Un millonario afirma que todos tenemos la misma oportunidad de adquirir riqueza, pero que pocos aprovechan la oportunidad.

“Todos tienen la misma oportunidad de adquirir la riqueza”, afirmó Steve Siebold, un millonario que amasó su riqueza desde cero. Todos estamos destinados a grandes cosas, aunque la realidad es que solo unos pocos aprovechan esa oportunidad.

Por esta razón aquí te damos 10 señales que indican que nunca serás rico.

1. Trabajas arduamente, pero no de manera inteligente.

En la escuela solíamos decir que existen estudiantes aplicados y estudiantes inteligentes. Aprendimos que aplicarnos en los estudios y en la vida nos llevaría a grandes cosas, pero eso solo es una pequeña parte de nuestro desarrollo.

Ric Edelman, un gran asesor financiero, dijo:

Si lo único que haces en la vida es trabajar duro, no te harás rico, porque no importa que tan duro trabajes para hacer dinero si no inviertes un poco.

Edelman cree que para asegurar la riqueza futura, debes trabajar inteligentemente. Él sugiere que el trabajo inteligente es invertir dinero en el mercado de valores o en un fondo de jubilación, es decir, aprovechar el interés compuesto para que el dinero gane dinero.

Puedes hacerlo sin arriesgar todo tu dinero, sin poner todo tu esfuerzo; sin invertir todo tu tiempo.

2. Pones demasiado énfasis en el ahorro, y no lo suficiente en ganar.

Este punto va de la mano con el anterior pues sugiere crecer nuestros ingresos, no sólo nuestros ahorros.

Ahorrar es crucial en la construcción de la riqueza, pero no es en lo único en lo que te debes enfocar, la gente rica intenta hacer más dinero. Siebol decía:

Las masas están tan concentradas en recortar cupones y vivir frugalmente que pierden grandes oportunidades.

No es necesario perder la cabeza con tus estrategias de ahorro, lo que Siebol quiere decir es que debes dejar de pensar en que te quedarás sin dinero si no ahorras, y enfocarte en hacer más dinero con tu dinero, como iniciar nuevos negocios, o invertir en algunos otros, así tus ingresos crecerán de manera fluida y constante.

3. Compras cosas que no puedes pagar.

Si vives por encima de tus medios, no te enriquecerás.

Incluso si comienzas a ganar más o te dan un aumento fuerte, no lo uses como justificación para darte un aumento de estilo de vida. Grant Cardone, un hombre que se convirtió en millonario por su propia mano, escribió en Entrepreneur:

No compré mi primer reloj o carro de lujo hasta que mis negocios e inversiones comenzaron a producir flujos de ingresos estables y constantes. Yo seguía conduciendo mi Toyota Camry cuando me convertí en millonario. Date a conocer por tu ética de trabajo, no por las frivolidades que compras.

4. Estás conforme con un sueldo constante.

La mayoría de las personas eligen un pago en base a las horas trabajadas —con un salario o una tarifa por hora—mientras que las personas ricas optan por recibir un pago basado en los resultados y suelen ser trabajadores por cuenta propia. En este caso, Siebold dice:

No es que dentro de las personas que siguen un horario no haya gente talentosa, pero para la mayoría, cumplir con horas de trabajo por un sueldo es el camino más lento hacia la prosperidad, es el camino más seguro. Los grandes saben que el autoempleo es el camino más rápido hacia la riqueza.

Siebold sugiere que las personas ricas hacen su fortuna mientras empiezan nuevos proyectos:

Las masas garantizan su mediocre vida financiera estando en un trabajo permanente, con un salario modesto y algunos bonos.

5. No has empezado a invertir.

El secreto de la riqueza es la inversión y entre más pronto empieces, mejor. Ramit Sethi escribió en su libro:

En promedio, los millonarios invierten el 20 por ciento de su ingreso familiar cada año. Su riqueza no se mide por la cantidad que hacen cada uno al año, sino por cómo han ahorrado e invertido con el tiempo.

No tienes que ser un experto en finanzas personales o utilizar la jerga económica para comenzar a invertir. No tienes que venir de una familia pudiente, y ni siquiera tienes que ganar mucho dinero, comienza por invertir en tu jubilación o un fondo de ahorro, así verás grandes ganancias a largo plazo, que resultarán benéficas para ti en un futuro.

6. Estás persiguiendo los sueños de otra persona, no los tuyos.

Si quieres tener éxito, tienes que amar lo que haces, eso significa determinar y perseguir tu pasión. Demasiada gente comete el error de perseguir el sueño de alguien más (como el de sus padres) dice Thomas Corley, quien pasó cinco años investigando a personas que se hicieron millonarias por su propia cuenta.

Cuando persigues los sueños o metas de otra persona, eventualmente puedes descubrir que eres infeliz con tu profesión elegida. Tu desempeño y tu compensación lo reflejarán, y pasarás tu vida luchando financieramente, pues no tienes la pasión necesaria para que el éxito suceda.

7. Rara vez dejas tu zona de confort.

Si quieres construir riqueza, tener éxito, o salir adelante en la vida, debes acostumbrarte a la incertidumbre o la incomodidad. Los ricos, en particular, encuentran consuelo en la incertidumbre, así lo dice Siebold:

La comodidad física, psicológica y emocional es el objetivo principal de la mentalidad de la clase media. Los pensadores de clase mundial entienden desde el principio que convertirse en millonario no es fácil y la necesidad de comodidad puede ser devastadora. Ellos aprenden a estar cómodos mientras operan en un estado de incertidumbre constante.

Del mismo modo, los ricos han aprendido que superar el miedo y tomar riesgos calculados son elementos clave para lograr el éxito.

8. No tienes metas para tu dinero.

Si deseas crear riqueza, el proceso será más fácil y más agradable si tienes un objetivo claro y específico antes de formar un plan financiero. ¿Quieres comprar una casa? ¿Vivir en el extranjero? ¿Viajar una vez al mes? ¿Disfrutar de un retiro cómodo? Escriba estos objetivos.

La gente rica decide comprometerse a alcanzar la riqueza. Se necesita atención, valor, conocimiento y mucho esfuerzo, pero es posible si tienes metas exactas y una visión clara, dice T. Harv Eker, un millonario self-made.

La razón número uno de que muchas personas no tengan lo que quieren es que no saben qué quieren. La gente rica tienen eso en claro, ellos quieren riquezas.

9. Primero gastas y ahorras lo que te sobra.

Si quieres ser rico, págate a ti primero. Según David Bach, otro millonario que comenzó de cero, la mayoría de las personas, al ganar un dolar, le pagan a todo mundo:

Ellos le pagan al casero, la tarjeta de crédito, el teléfono, al gobierno, y así…

En lugar de gastar y luego guardar lo que quede, ahorra primero. Ve que de tus ingresos automáticamente una parte se vaya a tu cuenta de ahorro, no ahorres solo lo que te sobra, por el contrario, con lo que te sobra paga lo demás, verás que tu dinero crecerá exponencialmente de ese modo.

10. Crees que ser rico está fuera de tu alcance.

La mayoría de las personas creen que ser rico es un privilegio otorgado solo a los afortunados, pero no es así, según la teoría de Siebold todos tenemos el derecho a ser ricos si estamos dispuestos.

Comienza a pensar en grande. Las personas ricas establecen altas expectativas, y al alcanzarlas son cada vez mayores.

Con información de laguiadelvaron.