Reflexiones para una Navidad en positivo cuando sufrimos alguna dolencia

Foto: periodicotiempo.com

(Caracas, 06 de diciembre. Noticias24) – - A lo largo de la vida la salud y la enfermedad se alternan, poder estar enfermo tiende a preocupar a todo el mundo, en especial si hablamos de enfermedades potencialmente graves. Un abordaje terapéutico centra especialmente su esfuerzo en ayudar a la persona a no dejarse llevar por la búsqueda de seguridad y ayuda a convivir mejor con los temores y preocupaciones. En Navidad es tiempo para profundizar en esperanzas y renacer por encima de nuestros obstáculos

1) “La enfermedad puede ser un obstáculo para el cuerpo, pero no para la voluntad y la capacidad de emitir buenos pensamientos”.
Norman Vincent Peale

2) “Los golpes de la vida no pueden destrozar a una persona cuyo espíritu se forja con los fuegos del entusiasmo”.
Anónimo

3) “Busca siempre la semilla del triunfo en cada adversidad”.
Og Mandino

4) “No podemos escapar del dolor; no podemos escapar de la naturaleza esencial de nuestras vidas. Pero tenemos una opción. Podemos ceder o podemos volar, perseverar y crear una vida que merezca la pena, una vida noble. El dolor es un hecho; nuestra evaluación del mismo es una opción”.
Jacob Held.

5) “Cuando eliges la esperanza, todo es posible”.
Christopher Reeve.

6) “Convierte la energía interior de la impotencia en la acción exterior para sobrepasar el obstáculo que la provoca”.
Anónimo

7) “Tu vida no esta tan determinada por lo que que te trae como por tu actitud ante ello; no tanto por lo que te ocurre como por cómo interpretas lo que ocurre”.
Khalil Gibran.

8) “No te conviertas en el cómplice de tus impotencias. Si te esfuerzas, con el tiempo las superarás.”
Anónimo

9) “El Padre celestial entiende nuestra decepción, sufrimiento, dolor, miedo y duda. Él siempre está ahí para alentar nuestros corazones y ayudarnos a entender que Él es suficiente para todas nuestras necesidades. Cuando acepté esto como una verdad absoluta, dejé de sufrir”.
Charles Stanley.

10) “Yo nací un día que dios estuvo enfermo”.
César Vallejo

Reflexión: No dramatices pero tampoco te pongas una coraza de frialdad para parecer que no te afecta lo que de verdad te está afectando. Busca un equilibrio entre fortaleza y consuelo que favorece un ambiente muy positivo alrededor de la persona enferma.

Siempre he oído decir que el Señor no nos da pruebas ni enfermedades que no podamos soportar. Piensa que esto te hará mas fuerte, que saldrás adelante y que pronto abandonarás esa cama que hoy te tiene postrado

Escrito por: Julio C. Alcubilla B./Noticias24/