Publicado el 14 de ene de 2012 1:43 pm |

  comentarios

La parchita también conocida como fruta de la pasión puede aportar al organismo múltiples beneficios si se agrega la ingesta en una dieta balancead.

Esta exótica fruta, popular de la zona caribeña puede consumirse cruda, en ensaladas, jugos, cócteles o en la preparación de postres como helados y tortas.

Este fruto proveniente del árbol de maracuyá contiene una serie de propiedades que enriquecen el cuerpo humano, entre estos beneficios:

- Contiene vitaminas A y C y minerales, esenciales para nuestro organismo.

- Es rica en ácido ascórbico y caratenos.

- Contiene minerales como potasio, fósforo y magnesio.

- Ayuda a tener el cabello sano,  cuidar la piel, la visión y el sistema inmunológico.

- Brinda un gran aporte en fibras, ideal para personas con problemas de estreñimiento.

- Es un aliado importante para los regímenes dietéticos, ya que tiene un bajo aporte calórico.

- Contiene flavonoides que calman los nervios y relaja el organismo.

- Ayuda a combatir el insomnio, la depresión, el estrés, la tiroides, la menopausia y el síndrome premenstrual.

- Sus flores contienes alcaloides y flavonoides, es utilizada en la parte de fisioterapia para ayudar  a las personas a conciliar el sueño y para el tratamiento de la ansiedad.

- Su infusión es un efectivo remedio casero para los nervios.

Sin embargo, el consume de la fruta de la pasión esta restringido para las mujeres embarazadas o en el período de lactancia, debido a la presencia del agente alcaloides uterotóxicos.

Con Información de Mujermujer.org