Carlos Cruz se unió al elenco de “El Árbol de Gabriel”

Foto:Nota de Prensa

Luego de interpretar a Rogelio Galíndez, el simpático y ocurrente detective de la Unidad de Homicidios, en la exitosa telenovela de Martin Hahn “La Viuda Joven”, Carlos Cruz se unió al elenco de la producción dramática estelar del escritor Alberto Barrera, “El Árbol de Gabriel”, para personificar a un hombre que sabe lo que quiere y no duda en ir tras ello.

Carlos interpreta a Maximiliano Reyes, el presidente del canal de televisión donde se transmite “El Maratón de la Alegría”, un hombre honesto, proactivo, detallista y seguro de sí mismo. “El objetivo principal de Maximiliano en principio es gerenciar eficazmente el canal que dirige, pero en el camino conoce a Magdalena Miranda (Daniela Bascopé), quién se convierte en otro objetivo cuando se da cuenta que le gusta”, comenta el actor.

Como la vida misma, se le presentarán obstáculos, entre ellos, que Magdalena no corresponda a su interés por ella.“Maximiliano es un hombre maduro que sabe lo que quiere y va por ello, y la diferencia de edad no será limitante para amar”, agrega Cruz.

Después de más de 20 años de carrera artística… ¿Qué significa este nuevo rol ?

Este año cumplo 23 años haciendo televisión y 30 en total desde que comencé en el teatro, y este personaje representa lo mismo que todos los que he tenido que interpretar anteriormente, bien sea en TV, Cine o Teatro; un gran compromiso, una posibilidad de conocerlo y conocerme a través de él, una nueva oportunidad de retroalimentación, él me genera cosas y yo le doy mi cuerpo para que exprese su verdad y a la vez la mía. En principio estaba algo perdido, como todo comienzo, pero poco a poco he ido sintiéndome cómodo, entendiendo sus maneras y objetivos, creo que ya comenzamos a conocernos y a fluir mejor juntos.

¿Con una trayectoria tan extensa, ya habrá interpretado un personaje como este anteriormente?

Sí, en mi carrera televisiva he interpretado muchos personajes donde la ética, la rectitud y los principios han sido el norte, pero siempre trato de diferenciarlos, tomando en cuenta su entorno, sus vidas, sus acciones, aún cuando sus cualidades sean muy parecidas.

¿Podrías contar alguna anécdota que haya ocurrido en alguna grabación de la telenovela?

Más que anécdota, es la satisfacción de trabajar con una actriz como Daniela Bascopé, siempre es muy placentero compartir escena con ella. Como tengo poco tiempo en la novela no han aparecido anécdotas que contar, ¡pero seguro ya vendrán!

En este corto tiempo que estuviste fuera de la pantalla, ¿Qué actividades desarrollaste?

Protagonicé un largometraje para La Villa del Cine, dirigido por César Bolívar y escrito por Carlos Tabares, llamado “Corpus Christi”. Fue rodada en el pueblo aragüeño de Ocumare de la Costa de Oro, al cual aprovecho de enviarle un gran saludo y todo mi cariño, por ser un pueblo encantador, y a mis amigos los Diablos por ser tan solidarios y consecuentes con todos nosotros. Por otro lado, comencé a dictar un curso de actuación en la ciudad de Valencia, experiencia que ha resultado ser muy gratificante y enriquecedora, tengo un grupo de alumnos muy interesantes.

En 1980 formó parte del grupo “Sonorigaita… ¿Has pensado volver a la música?

Si la verdad sí, ése es un sueño inconcluso, este año pondré todo mi empeño para cristalizarlo. Respeto profundamente la música como a los músicos y a los verdaderos cantantes; por eso para realizar mi sueño quiero prepararme muy bien.

Además de “El Árbol de Gabriel”, ¿En qué andas, laboralmente hablando?

Estoy en vías de culminar el taller de actuación que dicto en Valencia y en la planificación de otros talleres que me han invitado a dictar aquí en Caracas y en el interior del país.

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Me gusta mucho escribir… Escribí un cortometraje, un texto teatral que llevo a la mitad y Dios mediante retomaré mi faceta como columnista en un diario capitalino. También, me gusta compartir con mi esposa e hijos paseos y actividades.

¿Hasta ahora que es lo mejor que te ha pasado en la vida?

Definitivamente, ser padre. Lo que mis hijos me enseñan día a día y me hacen ver de mí mismo es invaluable.

¿Cuál es tu principal motivación?

En principio llegar a ser un excelente actor y mejor persona, ahora mi principal motivación es ser un excelente padre para mis hijos. Me gusta esa trilogía.

¿Un sueño por cumplir?

Trabajar como actor fuera de Venezuela, me gustaría probarme en esa realidad. Principalmente en Argentina, España o Colombia.

¿A dónde quieres llegar?

El cielo es el límite dicen… Quiero llegar hasta donde mis fuerzas, mi salud y mi voluntad me lo permitan.

Fuente: Venevision
Por Daniel Ferrer Cubillán
danielferrerc@gmail.com / @danielferrerc