Golpe de Estado en Burkina Faso fracasa: Presidente volvió al poder

Video: Youtube, 23 de septiembre de 2015

(Caracas, 23 de septiembre. AFP)— El presidente interino de Burkina Faso, Michel Kafando, regresó al poder este miércoles, en una ceremonia pública, una semana después de un golpe de Estado que fracasó al intentar destituirlo.

Lea

Tres muertos y unos 60 heridos en golpe de estado en Burkina Faso

 

El primer ministro, Isaac Zida, que también volvió a asumir sus funciones, declaró que las elecciones previstas inicialmente el 11 de octubre serán aplazadas “varias semanas”. La unidad militar golpista, el Regimiento de seguridad presidencial (RSP), será sin duda reformada, explicó a los periodistas.

A través de esta ceremonia, que tuvo lugar en Uagadugú en presencia de jefes de Estado de la región, volvieron al poder tanto el presidente como el gobierno y el parlamento interino después del golpe de Estado del 17 de septiembre perpetrado por el RSP.

“Desde que asumí mis funciones, no he dejado de defender el diálogo entre las fuerzas vivas de la nación y de participar en las elecciones, que siguen siendo el objetivo primordial”, declaró Kafando durante la ceremonia.

“Seguimos determinados a continuar con esta estimulante misión que los burkineses nos han confiado, la de establecer instituciones creíbles y fiables para la nueva Burkina que estamos decididos a construir en una verdadera democracia y con justicia”, agregó.

Por su parte, el primer ministro declaró a los periodistas que “para las elecciones, será necesaria una puesta a punto técnica con un aplazamiento de varias semanas”.

Las elecciones presidenciales y legislativas debían cerrar la etapa de transición abierta tras la caída del expresidente Blaise Compaoré, derrocado por un levantamiento popular en octubre de 2014.

“El golpe terminó”

“El golpe terminó, no se hable más”, declaró por su parte el jefe de los golpistas, general Gilbert Diendéré, tras la ceremonia.

Vestido con su tradicional uniforme militar, con aires de dignidad, Diendéré se lanzó ante los periodistas a un ejercicio de repetición, reconociendo su “gran error de haber dado este golpe”.

Es por ello que simplemente abandonamos todos”, explicó. Añadiendo: “no tengo miedo en afrontar (a la justicia). Asumo todas mis responsabilidades, responderé a las preguntas que me hagan, no negaré que hubo muertes”.

Al menos 10 manifestantes fueron muertos y decenas de otras personas heridas desde el comienzo de los acontecimientos.

Por otro lado, Zida también dijo que “en este punto, es prácticamente inimaginable que podamos conservar al RSP en su estado” actual.

El Regimiento de Seguridad Presidencial (RSP) es la unidad de élite del ejército burkinés que llevó a cabo el golpe de Estado, un cuerpo de seguridad cuya disolución demanda desde hace tiempo la sociedad civil.

A la ceremonia asistieron el presidente de Benín, Thomas Boni Yayi, el de Ghana, John Dramani Mahama; el de Níger, Mahamadu Issufu y el vicepresidente nigeriano Yemi Osinbajo.

Los seis mandatarios de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao), que lideraron las negociaciones con los golpistas, viajaron a Uagadugú para asistir la ceremonia y para intentar resolver dos asuntos delicados: el plan de amnistía para los golpistas y dirimir si podrán presentarse a las próximas elecciones los partidarios de Compaoré.

Kafando dijo que los líderes regionales “tendrían en cuenta los deseos de los burkineses” en su nueva campaña de mediación.

Según el acuerdo para restituir a Kafando, el RSP aceptó retirarse de sus posiciones en la capital, mientras que el ejército también aceptó retirarse de la capital y garantizar la seguridad de los miembros del RSP y de sus familias.

Además

Liberan al presidente de Burkina Faso tras golpe de Estado

Foto: AP