Expertos de ONU asesinados en RDC cayeron en una trampa por falsa traducción

Foto: hrw

(Caracas, 13 de septiembre. Noticias24).-Los dos expertos de Naciones Unidas asesinados hace seis meses en República Democrática del Congo (RDC) cayeron en una trampa por una falsa traducción la víspera de su muerte, perpetrada por agentes dobles, afirmó este miércoles Radio France Internationale (RFI).

La chileno-sueca Zaida Catalan y el estadounidense Michael Sharp fueron asesinados el 12 de marzo en Bunkonde, en Kasai (centro), donde los jóvenes expertos investigaban hechos de violencia y la eventual existencia de fosas comunes. Catalan fue decapitada.

En Kasai combaten, desde setiembre de 2016, las fuerzas de seguridad y las milicias Kamuina Nsapu, nombre de un jefe local muerto en agosto de ese año.

RFI publicó en su sitio en internet la transcripción de una conversación de ambos expertos, la víspera de su muerte, con un partidario de Kamuina Nsapu que hablaba en tshiluba, una de las cuatro lenguas nacionales del país, y con otras personas que traducían al francés.

Al menos tres de los participantes mintieron voluntariamente a los expertos sobre el nivel de seguridad en Bunkonde”, afirma RFI.

En el minuto 46 de esta entrevista de 1h09’46″, el partidario de las milicias, François Muamba, les desaconseja ir a Bunkonde. “Las palabras de François Muamba no fueron traducidas”, asegura RFI.

De acuerdo a esta fuente, el traductor era “agente de la DGM (Dirección general de migración)” y cercano al poder.

Las autoridades congoleñas afirman que los dos jóvenes fueron asesinados por milicianos. Un comité de investigación de la ONU llegó a las mismas conclusiones, dice RFI.

Cuatro presuntos asesinos comparecen desde el 5 de junio ante un tribunal militar en Kananga. Uno de los acusados, Evariste Ilunga Lumu, fue identificado formalmente como uno de los asesinos por un testigo, Jean Bosco Mukanda.

RFI se interroga sobre este testigo: “en marzo de 2017 un alto oficial del ejército lo calificó de exjefe miliciano convertido a informante del ejército…”.

La investigación de RFI fue realizada por su excorresponsal en RDC, Sonia Rolley, a quien Kinshasa no le renovó su acreditación en el país africano. El día de los hechos se encontraba a pocos kilómetros del lugar.

El gobierno congoleño afirma que “si ella cuenta con elementos y los pone a disposición de la justicia, sería una grave violación al procedimiento penal”. Consultado por la AFP, Lambert Mende, portavoz del gobierno, calificó de “inmoral” el reportaje de RFI.

Este miércoles, durante una conferencia de prensa en Nueva York, en que trató el asunto de la falsa traducción, el secretario general del organismo, Antonio Guterres, no confirmó ni desmintió nada.

“Estamos realizando consultas (…) para poner en marcha nuestro dispositivo” de investigación, dijo.

Con información de AFP