Potencias mundiales rechazan el incremento de aranceles al acero en EE UU

Foto: Referencial

(Caracas, 08 de marzo – Noticias24).- El presidente estadounidense, Donald Trump, sancionó este jueves la adopción de pesados aranceles al acero y el aluminio, en un gesto que fortalece los temores de una guerra comercial a pesar del coro global de advertencias.

“Hoy defiendo la seguridad nacional de Estados Unidos al aplicar aranceles al acero y el aluminio. Tendremos un arancel de 25% al acero extranjero y de 10% al aluminio”, dijo el mandatario en la Casa Blanca poco antes de firmar una proclamación con la medida.

Los nuevos aranceles entrarán en vigor en un plazo de 15 días, explicó Trump, y en ese tiempo “veremos quienes son los que nos tratan de forma justa y quienes no”.

El presidente apuntó que los controvertidos aranceles “por ahora” no se aplicarán a México y Canadá, dos países que renegocian con Estados Unidos los términos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Conmoción en Brasil tras caer helicóptero que dejó tres muertos y un herido

En este sentido, en Bruselas, la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malström, sostuvo que “la UE debería ser exonerada” de los aranceles aduaneros dispuestos por Trump.

“La UE es un aliado cercano de Estados Unidos y seguimos pensando que la UE debería ser exonerada de estas medidas”, afirmó en la red Twitter.

“Voy a pedir más claridad sobre este asunto en los próximos días”, agregó la funcionaria sueca.

Por su parte, los ministros brasileños de Relaciones Exteriores y Comercio emitieron una dura nota conjunta donde adelantaron que el gigante sudamericano “recurrirá a toda las acciones necesarias” para “preservar sus derechos e intereses”.

Seguidamente, el gobierno de Francia “lamentó” el anuncio de Trump sobre las tarifas. “Una guerra comercial sólo dejará perdedores. Con nuestros socios europeos, vamos a evaluar las consecuencias sobre nuestras industrias y las respuestas que vamos a dar”, apuntó el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, en la red Twitter.

En Pekín, el gobierno chino dejó claro que “seguramente” adoptará una “respuesta apropiada y necesaria” a los aranceles estadounidenses, y al mismo tiempo presentó una enérgica protesta ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El representante chino ante la OMC aludió al riesgo de un “problema sistémico” para la propia organización, y luego se sumaron a esas críticas la Unión Europea (UE), Japón y Canadá.

En Alemania, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, expresó su “temor por la salud” de las relaciones comerciales ante las amenazas estadounidenses.

Japón criticó este viernes la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer aranceles a las importaciones de acero y de aluminio, afirmando que estos pueden dañar las relaciones económicas entre los dos aliados.

“La medida podría tener un grave impacto en la relación económica entre Japón y de Estados Unidos (…) y también en la economía global”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Taro Kono, que calificó la decisión como “lamentable”.