Europa teme el impacto negativo de la tensión comercial entre EE UU y China

Foto: EFE

(Caracas, 11 de julio. Noticias24).- El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, aseguró este miércoles que la Comisión Europea (CE) está “preocupada” por la posibilidad de que las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China tengan un impacto negativo en la economía de la Unión Europea (UE).

Lea también:China considera inaceptable la actitud de EE UU y anuncia contramedidas

“Estamos preocupados o, en todo caso, ocupados por la posibilidad de un impacto económico”, dijo el comisario europeo en la rueda de prensa posterior al colegio de comisarios europeos semanal, donde la responsable de Comercio, Cecilia Mälmstrom, informó a sus colegas de los últimos desarrollos en materia de comercio internacional.

Las derivas proteccionistas son el principal riesgo al que se enfrenta la tasa de crecimiento de la UE, aunque ahora mismo sigue siendo sólida y robusta”, añadió Moscovici.

En este sentido, el comisario destacó que “puede” que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, esté intentando dividir a los europeos, por lo que “debe haber una respuesta firme y unida de los Veintiocho”, que tienen “la fuerte voluntad y la absoluta necesidad de actuar juntos”.

Por su parte, el vicepresidente de la CE para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis, dijo también que estas tensiones comerciales podrían tener “un impacto económico y otras consecuencias más amplias”, en referencia a su efecto sobre el sistema de comercio global.

“Es importante preservar un sistema multilateral basado en el respeto a las reglas, por eso enfatizamos que las disputas comerciales deben resolverse en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC)”, concluyó Dombrovskis.

EE UU anunció ayer que, además de los aranceles sobre las importaciones chinas por valor de 34.000 millones de dólares planteados la semana pasada y a los que China ya había respondido, impondrá aranceles por valor de otros 200.000 millones, una medida ante la que el Gobierno chino ha asegurado que reaccionará.

Este es un paso más en la escalada de las tensiones comerciales a nivel global que ha desatado la Administración de Washington con la imposición de aranceles a diferentes productos de varios países.

Con información de EFE