¡En la mira! Revelan los detalles de los excéntricos lujos de Nikky Haley

Foto: Cortesía The New York Times

(Caracas, 14 de septiembre. Noticias24)- Nikki R. Haley, embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas le ha hecho gastar al estado estadounidense unos $ 52,701 el año pasado comprando cortinas personalizadas y mecanizadas para los escaparates de su residencia.

Lea también: Un muerto y 25 heridos tras explosiones de gas e incendios cerca de Boston (+video)

La Sra. Haley se encuentra residenciada en un lujoso edificio que esta ubicado en la Primera Avenida una de las mejores zonas de Nueva York, cuenta con una vista espectacular. Anteriormente sus predecesores vivieron en el hotel Waldorf Astoria. Pero después de que el hotel fuera comprado por una compañía de seguros china con una tenebrosa estructura de propiedad, el Departamento de Estado decidió en 2016 encontrar un nuevo hogar para su principal diplomático de Nueva York debido a problemas de seguridad.

El departamento esta ubicado a unas cuadras de la oficina de la delegación. Según Patrick Kennedy, alto funcionario de la administración, el departamento se adquirió durante la administración de Obama. El lugar cuenta con hermosos pisos de madera que cubren grandes espacios abiertos que se extienden casi 6,000 pies cuadrados, se cotizaba en $ 58,000 al mes.

Un portavoz de la Sra. Haley dijo que los planes para comprar las cortinas se hicieron en 2016, durante la administración de Obama. La Sra. Haley no tuvo voz en la compra.

Mientras que a los embajadores de todo el mundo se les dan residencias, solo hay dos residencias similares en los Estados Unidos: una para la Sra. Haley y la otra para su suplente.

Haley, utiliza su residencia para organizar eventos, una de las celebraciones fue la cena íntima de carne de cabra del Secretario de Estado Mike Pompeo en mayo con Kim Yong-chol, el principal negociador de armas nucleares de Corea del Norte. Durante la cena, el Sr. Pompeo utilizó sus amplios puntos de vista para señalar características de la ciudad de Nueva York.

Las lujosas cortinas tienen un costo de $ 29,900, pero esas no se ruedan sola se tiene que adquirir los motores y hardware necesarios para abrirlas y cerrarlas, las cuales cuestan $ 22,801. La instalación se realizó entre marzo y agosto del año pasado, cuando mandaba la Sra. Haley como embajadora.

El juego de cortinas es más costoso que el juego de comedor que cuesta $ 31,000 comprado para la oficina de Ben Carson, el secretario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano. La compra del comedor tuvo gran controversia que el presidente Trump consideró despedir al Sr. Carson.

“¿Cómo puede, por un lado, decirles a los diplomáticos que las necesidades básicas no se pueden satisfacer y, por otro lado, gastar más de $ 50,000 en un sistema de cortina personalizado para el embajador en la ONU?”, Preguntó Brett Bruen, funcionario de la Casa Blanca en la administración de Obama

El Sr. Kennedy defendió la compra, manifestando que se usaría por años, y que no solo se usaría para fines de seguridad sino como entretenimiento.

“Todo lo que tiene es una empleada a tiempo parcial, y la capacidad de abrir y cerrar rápidamente las cortinas es importante”, dijo Kennedy.

El Sr. Pompeo pronto recibirá la vivienda del gobierno, después de que el Departamento de Defensa aceptó alquilarle la casa de un oficial de la bandera en una base militar en el área de Washington. El Departamento de Estado dijo que la medida inusual ahorraría en costos de seguridad.

Si bien el Departamento de Estado no dijo dónde se ubicaría la casa del Sr. Pompeo, un funcionario de los Estados Unidos y un ex alto funcionario del Departamento de Estado dijo que viviría en Fort Myer, un pequeño puesto del Ejército cerca del Cementerio Nacional de Arlington en Virginia.

Con información de nytimes.com