Publicado el 09 de feb de 2012 9:51 pm |

  comentarios

Foto: EFE / Paolo Aguilar

(BOGOTÁ, 10 febrero 2012 – AFP) – El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, dijo el jueves que espera tener un diálogo franco y transparente en la reunión que sostendrá el viernes en la frontera con su par de Venezuela, Henry Rangel, acusado por Estados Unidos de vínculos con el narcotráfico y las Farc.

“Hemos venido teniendo algunos avances, en particular en materia de narcotráfico” con el gobierno de Venezuela, aseguró Pinzón, quien dijo esperar tener con Rangel una conversación “franca, directa y transparente sobre los diferentes asuntos”, en declaraciones a periodistas.

Aseguró que le expondrá a su par venezolano “todos los temas que sean de interés para la seguridad del país”, pero advirtió que lo hará con “la prudencia que corresponde”.

Pinzón además confió en “seguir estableciendo relaciones de confianza y cooperación” en la reunión con Rangel, que dijo ya estaba prevista y es consecuencia de una agenda que se ha venido adelantando desde hace cuatro meses.

“Esperamos mañana (viernes) avanzar y seguir avanzando en los intereses de Colombia”, agregó en las declaraciones a periodistas tras presentar un balance de actividades de su despacho en la Casa de Nariño (sede presidencial).

Los dos ministros tienen previsto inicialmente encontrarse el viernes a las 09H00 locales (14H00 GMT) en la fronteriza ciudad colombiana de Cúcuta, y luego concluirán el encuentro en la localidad venezolana de San Cristóbal.

Esta será la primera reunión entre ambos ministros desde que el presidente venezolano Hugo Chávez designó a Rangel en el cargo, el pasado 6 de enero.

Su nombramiento suscitó la preocupación de Washington, que le acusa de estar vinculado con la guerrilla colombiana de las comunistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el narcotráfico, según dijo la subsecretaria de Estado estadounidense para la Democracia y Asuntos Mundiales, María Otero, durante una reciente visita a Bogotá.

Colombia es el principal aliado de Estados Unidos en la región.