Publicado el 18 de feb de 2012 7:28 am |

  comentarios

Video: Euronews, 18/02/2012

(TEHERÁN, 18 febrero 2012. AFP) – Barcos de guerra iraníes entraron el sábado en el Mediterráneo, tras atravesar el Canal de Suez, para “mostrar el poder” de la República Islámica, en momentos de creciente tensión con Israel por la crisis nuclear y los atentados anti-israelíes en India y Tailandia.

Israel indicó que observará de cerca los movimientos de estos buques, para asegurarse de que no se acerquen a sus costas.

El comandante en jefe de la marina iraní, el almirante Habibolá Sayari, citado por la agencia oficial Irna, anunció el ingreso en el mar Mediterráneo de los buques de guerra de su país.

Pero no brindó detalles sobre el número ni las características de los barcos que participan en esta operación, la segunda en un año, destinada a “mostrar el poder de la República islámica de Irán”.

Sayari tampoco indicó qué rumbo tenían previsto tomar estos barcos, que podrían ser el destructor “Shahid Qandi” y un buque de abastecimiento, el “Kharg”. A principios de febrero, la prensa iraní anunció que ambos navíos realizaban una escala de varios días en un puerto saudí del Mar Rojo.

No obstante, Sayari afirmó que llevaban “un mensaje de paz y amistad” para los países de la región.

La primera operación de barcos de guerra iraníes en el Mediterráneo desde la Revolución Islámica de 1979 había provocado en febrero de 2011 duras reacciones de Israel y Estados Unidos.

Dos buques de guerra iraníes, el “Kharg” y la fragata “Alvand”, los cuales habían llegado el 22 de febrero de 2011 al Mediterráneo para una visita a Siria, volvieron al Mar Rojo a través del Canal de Suez, en el mes de marzo del año pasado.

Teherán dijo en aquel entonces que se trataba de una operación de rutina, pero algunos analistas consideraron que era un intento de Irán de destacar su peso en la región en momentos en que las revueltas populares afectaban al mundo árabe desde Casablanca a El Cairo, cambiando el equilibrio de poderes.

El viernes, la jefa de la política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, y su homóloga estadounidense, Hillary Clinton, habían saludado el envío por parte de Teherán de una carta en la que Irán dice estar dispuesto a reanudar las conversaciones sobre su programa nuclear.

El principal negociador de Irán para los temas nucleares, Said Jalili, propuso en dicha misiva a las potencias del grupo 5+1 (Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Gran Bretaña y Alemania) reanudar las negociaciones sobre el programa nuclear iraní, siempre y cuando respeten su derecho a la energía atómica con fines pacíficos.

Por su parte, el canciller británico William Hague afirmó el viernes que las ambiciones nucleares de Irán podrían desencadenar una “nueva Guerra Fría” más peligrosa que la de los países occidentales con la Unión Soviética.

El programa nuclear iraní era precisamente uno de los puntos que debía tratar Tom Donilon, el consejero para Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Barack Obama, en una visita a Israel que se iniciaba el sábado, anunció el viernes la Casa Blanca.