Publicado el 19 de feb de 2012 8:07 am |

  comentarios

Video:Cortesía RT/ You tu be

(Madrid, 19 febrero. EFE). Convocados por los dos principales sindicatos españoles, CCOO y UGT, ciudadanos de toda España comenzaron a salir hoy a las calles para protestar por la reforma laboral aprobada por el Gobierno que, entre otras cosas, abarata y facilita los despidos.

En Madrid, donde se espera una alta participación, los secretarios generales de ambos sindicatos, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, subrayaron antes del inicio de las movilizaciones que con éstas no se pretende buscar la confrontación, sino corregir el contenido de la reforma.

Las movilizaciones de hoy, convocadas en 57 ciudades españolas, están respaldadas, además de por los sindicatos, por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el principal en la oposición, e Izquierda Unida (IU).

La portavoz parlamentaria socialista, Soraya Rodríguez, explicó antes de la marcha que su partido apoya las manifestaciones “porque está al lado de los ciudadanos y contra la reforma laboral”, de la que dijo que se ha hecho pensando sólo en los empresarios.

La reforma laboral aprobada por el Gobierno de España reduce la indemnización para trabajadores fijos que sean despedidos de forma improcedente desde los actuales 45 días por año trabajados a sólo 33, con un máximo de 24 mensualidades, en lugar de las 42 de ahora.

Sin embargo, la mayor preocupación de los sindicatos y la oposición es que se generaliza la indemnización de 20 días por año trabajado para el despido objetivo, de manera que la disminución persistente de ingresos “durante tres trimestres consecutivos” será motivo suficiente para recurrir al despido.

La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró hoy, durante el congreso que celebra en Sevilla (sur) el gobernante Partido Popular, que el Ejecutivo respeta las protestas, pero defendió la puesta en marcha de las reformas para “crear empleo y que haya crecimiento económico”. EFE