Publicado el 21 de feb de 2012 9:27 am |

  comentarios

Foto: Reuters/ Archivo

(Londres, 21 feb. EFE).- El ministro británico de Exteriores, William Hague, dijo hoy que el Reino Unido sigue comprometido con la vía diplomática para afrontar la crisis con Irán, aunque no descarta una acción militar.

“Aunque nuestra política se mantiene completamente comprometida con la diplomacia, es importante dejarle claro a Irán que todas las opciones están sobre la mesa“, explicó Hague durante una comparecencia en el Parlamento.

Según el responsable de Exteriores, “esta política no es nueva. Ha sido la postura de los anteriores gobiernos y es la postura de nuestros aliados más cercanos no descartar el uso de la fuerza, mientras se apuesta por la diplomacia pacífica”.

Hague hizo estas declaraciones durante un debate parlamentario en el que el diputado conservador John Baron pidió al Ejecutivo que descarte una acción militar contra las instalaciones nucleares de Irán porque una operación de ese tipo sería “contraproducente”.

Sin embargo, el ministro de Exteriores afirmó que el Gobierno necesita mantener abiertas todas las opciones para presionar a Irán a fin de que no desarrolle su programa nuclear.

Además, Hague apuntó que descartar el uso la fuerza “incrementaría la tensión y aumentaría las probabilidades de un conflicto militar a corto plazo“.

Insistió en que permitir al régimen de Teherán construir su bomba nuclear causaría una escalada de la carrera armamentística en Oriente Medio.

Al respecto, argumentó que si Irán consiguiera armarse nuclearmente sus vecinos se verían forzados a construir sus propias cabezas atómicas.

La república islámica se encuentra en medio de una polémica por su programa nuclear, ya que la comunidad internacional, con EEUU a la cabeza, cree que tiene una vertiente militar destinada a fabricar bombas atómicas.

Teherán, firmante del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), lo niega y sostiene que es exclusivamente civil, con objetivos pacíficos, y que está sometido al control del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Estados Unidos e Israel han amenazado a Irán con ataques militares para evitar el desarrollo de su programa nuclear.