Stratfor dice que correos de WikiLeaks pueden estar falsificados o alterados (+comunicado)

Washington, 27 feb (EFE).- El director ejecutivo de la compañía de seguridad estadounidense Stratfor Global Intelligence, George Friedman, confirmó hoy mediante un comunicado que los correos electrónicos publicados por WikiLeaks pertenecen a su empresa pero advirtió de que algunos pueden estar “falsificados o alterados”.

Friedman advirtió de que algunos de los correos electrónicos revelados pueden estar manipulados para incluir inexactitudes, aunque negó que la compañía vaya a explicar sus contenidos.

“Stratfor no es una organización del gobierno, no está vinculada a ningún gobierno y los correos electrónicos son de propiedad privada”

“Como muchos de ustedes saben, en diciembre unos piratas informáticos irrumpieron en los sistemas de datos de Stratfor y robaron gran cantidad de mensajes de correo electrónico de la empresa, así como información privada de los suscriptores. Hoy Wikileaks está publicando los correos electrónicos que fueron robados en diciembre“, explicó Friedman en un comunicado.

Friedman, que calificó la publicación de una “lamentable, deplorable e ilegal violación de la privacidad”, insistió también en que el equipo de Stratfor recompuso y fortaleció los sistemas de seguridad para la protección de datos después del pirateo sufrido en diciembre.

El director ejecutivo aseguró que la revelación de los millones de correos electrónicos por parte de WikiLeaks supone para la empresa un ataque directo, aunque esto “no va a callar” a Stratfor, que “seguirá publicando los análisis geopolíticos de sus suscriptores”.

Stratfor ha trabajado para construir buenas fuentes en muchos países de todo el mundo, como cualquier editor de análisis geopolítico haría. Estamos orgullosos de las relaciones que hemos construido, que ayudan a los analistas a entender mejor los problemas en muchos de estos países a través de los ojos de la gente que vive allí”, añadió Friedman.

“Stratfor no es una organización del gobierno, no está vinculada a ningún gobierno y los correos electrónicos son de propiedad privada”, aclaró el director ejecutivo, que además pidió disculpas a sus clientes por las consecuencias ocasionadas a raíz de la publicación de WikiLeaks.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, convocó hoy a los medios de comunicación en Londres para aportar detalles del funcionamiento “oscuro” de esta compañía privada que, según dijo, incurre en operaciones “sórdidas” como sobornos y “blanqueo de dinero” para obtener información con fines económicos por encargo de empresas y Gobiernos.

WikiLeaks divulgará más de cinco millones de correos, escritos por empleados de Stratfor entre julio del 2004 y final de diciembre de 2011, en los que se hace referencia a compañías, petroleras, Gobiernos, bancos y dirigentes políticos como el mandatario venezolano, Hugo Chávez, o el expresidente del Gobierno español José María Aznar.

WikiLeaks divulgará más de cinco millones de correos, escritos por empleados de Stratfor

Hay más de 4.000 correos en los que se menciona a WikiLeaks o Julian Assange, al tiempo que fuentes diplomáticas y Gobiernos de todo el mundo facilitan por adelantado a Stratfor detalles de acontecimientos a cambio de dinero, según el portal.

Los correos electrónicos serán publicados por 25 medios, entre ellos el español “Público”, el mexicano “La Jornada” y el argentino “Página 12”, pero no por los cuatro periódicos originales que divulgaron desde finales de 2010 las primeras filtraciones de WikiLeaks.

Según la información divulgada hoy por el portal, esa organización de seguridad con sede en Texas (EE.UU.) trabaja con servicios secretos, embajadas y empresas multinacionales, y actúa además sobre los datos que recoge.

A continuación, el comunicado completo:

Como la mayoría de ustedes saben, en diciembre pasado unos ladrones hackearon el sistema de datos de Stratfor y robaron una gran cantidad de correos electrónicos de la compañía, así como información privada de los suscriptores y amigos de Stratfor. Hoy Wikileaks está publicando los correos electrónicos que nos fueron robados en diciembre. Esto una deplorable, infortunada e ilegal violación de nuestra privacidad.

Nosotros no validaremos ninguno de ellos ni explicaremos el por qué fueron escritos

Algunos de estos correos pudieron ser falsificados o alterados para incluir errores y algunos pueden ser auténticos. Sin embargo nosotros no validaremos ninguno de ellos ni explicaremos el por qué fueron escritos, ya que habiendo sido robada nuestra propiedad no vamos a ser víctimas por segunda vez al someternos a preguntas referentes al material.

El hecho de que estos correos hayan salido a la luz pública no quiere decir que haya ocurrido otro hackeo a las computadoras o a los datos del sistema de Stratfor. Esos sistemas fueron recostruídos con avanzadas medidas de seguridad y ahora permanecen seguros y protegidos.

La publicación de estos correos electrónicos representa un ataque directo a Stratfor. Este es otro intento de silenciar e intimidar a la compañía, algo que rechazamos contundentemente. Como pueden observar, los correos electrónicos sobre mi renuncia, que fueron enviados a muchas personas, fueron claramente falsos y no sabemos que otros correos hayan sido creados. Stratfor no será callada y continuaremos publicando los análisis geopolíticos que nuestros amigos y suscriptores nos han confiado.

Como dijimos anteriormente Stratfor ha trabajado para construir buenas fuentes en muchos países alrededor del mundo como haría cualquier editor de análisis geopolíticos. Estamos orgullosos de las relaciones que hemos construído porque a través de las personas que viven en esos países, nuestros analistas pueden entender mejor los problemas que los afectan. Hemos desarrollado estas relaciones con personas particulares y con asociaciones, y con los medios locales de manera directa, por lo que estamos comprometidos a cumplir con los más altos niveles de profesionalismo y ética.

Stratfor no será callada y continuaremos publicando los análisis geopolíticos

Stratfor no es una organización gubernamental ni está afiliada a ningún gobierno. Los correos electrónicos son propiedad privada y como todo correo privado fueron escritos casualmente y no se esperaba que otra persona que no fuese el emisor o el destinatario los leyese. Y claramente, así como sucedió con mi supuesta carta de renuncia, muchos de esos correos electrónicos pueden haber sido fabricados o alterados.

Stratfor entiende que este hackeo y sus consecuencias han creado serios problemas para nuestros suscriptores, amigos y empleados. Nuevamente pedimos disculpas por el incidente y apreciamos profundamente la lealtad que han mostrado a la compañía desde que se presentó la situación.

Queremos asegurarles a todos que Stratfor se está recuperando del ataque cibernético y que continuaremos haciendo nuestro mejor trabajo: producir y publicar análisis independientes sobre los asuntos internacionales. Volveremos a estar completamente operativos en las próximas semanas y esperamos continuar sirviéndoles a todos.