Publicado el 29 de feb de 2012 5:59 pm |

  comentarios

Foto: AP Photo/Donald Stampfli/Archivo Noticias24

(Bogotá, 29 febrero. EFE).- Colombia, Brasil y el Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr) acordaron hoy en Bogotá el protocolo de seguridad para la anunciada entrega de los diez policías y militares, que las Farc mantienen secuestrados, dijeron fuentes del Ejecutivo.

El consenso fue alcanzado durante un encuentro del viceministro colombiano de Defensa, Jorge Enrique Bedoya, con el delegado del Cicr en Colombia, Jordi Raich, y el embajador brasileño en el país, Antonino Mena.

“En la reunión se acordaron los protocolos de seguridad para el proceso humanitario”, declaró Bedoya a la salida de la cita, celebrada en el Ministerio de Defensa.

Bedoya, responsable del área de Política y Asuntos Internacionales en la cartera de Defensa, agregó que el Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, “está listo” para la misión en ciernes, que tomó un nuevo aire el domingo pasado, con una declaración pública de las Farc.

En el documento, el Secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) anunció que había decidido liberar en conjunto a los diez militares y policías que siguen en su poder, y no a seis, como lo ha prometido desde finales de noviembre pasado, así como renunciar al secuestro con fines financieros.

Además, los rebeldes dijeron que aceptan que sea Brasil el país que facilite los medios logísticos para la misión y agradecieron la disposición para ello de la presidenta de este país, Dilma Rousseff.

El viceministro Bedoya dijo a la prensa que el Ejecutivo colombiano está “muy complacido con el Gobierno de Brasil por prestar esta colaboración“.

“Esperamos ajustar los detalles, actuar con toda prudencia y lograr que estos hombres de la fuerza pública regresen a sus hogares”, continuó el funcionario, pero subrayó que lo “más importante aquí es tener muy pronto la fecha, hora y lugar” para la puesta en libertad de los secuestrados.

La excongresista Piedad Córdoba, cabeza del colectivo Colombianas y Colombianos por la Paz (CCP), ha calculado que esta misión no podrá realizarse antes de un mes.

Según ella, Brasil necesita unos veinte días para alistar y movilizar los helicópteros y las tripulaciones que deben ir a las selvas por los rehenes.

Es una tarea que el mismo país ha cumplido en tres ocasiones, siempre con el CICR como coordinador, y con Córdoba como garante, a quien los insurgentes han entregado desde 2008 a una quincena de rehenes, de manera unilateral.

Esta vez, el CCP estará representado por Córdoba y Marleny Orjuela, presidente de la asociación que reúne a las familias de los secuestrados, lo mismo que una o varias activistas de un grupo internacional de gestoras de paz que acompaña a la exsenadora.

Bedoya insistió en que lo más importante para el Gobierno de Colombia es que “no haya más dilaciones al proceso”.

Los rehenes por liberar son los militares Luis Alfonso Beltrán Franco, Luis Arturo Arcia, Robinson Salcedo Guarín y Luis Alfredo Moreno Chagüeza, y los policías Carlos José Duarte, César Augusto Lasso Monsalve, Jorge Trujillo Solarte, Jorge Humberto Romero, José Libardo Forero y Wilson Rojas Medina.

Los uniformados fueron tomados cautivos de 1998 a 1999, en distintos asaltos de las Farc, guerrilla en actividad desde 1964 y con unos 8.000 combatientes, según cifras oficiales.