Publicado el 15 de mar de 2012 5:21 pm |

  comentarios

Foto: REUTERS/Ana Martinez

(SAN JUAN, Puerto Rico, 15 Mar 2012. AFP) – El precandidato republicano a la presidencia estadounidense Rick Santorum creó polémica a su partida de Puerto Rico el jueves, al afirmar que se debe hablar inglés en la isla si quiere ser parte de Estados Unidos, mientras Mitt Romney hacía propaganda en español.

Santorum, su rival Romney, la hija de Newt Gingrich, Kathy Lubbers, y Fred Karger, un precandidato republicano homosexual prácticamente desconocido, empezaron a desfilar por la isla caribeña desde el miércoles de cara a las primarias del domingo, cuando se elegirán 20 delegados en este estado libre asociado de Estados Unidos.

“Como sucede en cualquier otro estado, hay que cumplir la ley federal. Adicionalmente, esa es que el inglés ha de ser el idioma principal”, dijo Santorum el miércoles y volvió a repetir el jueves ante medios locales.

“Hay estados con más de un idioma, como Hawai, pero para ser estado de los Estados Unidos, el inglés debe ser el idioma principal”, apuntó, antes de abandonar la isla adonde llegó el miércoles en la mañana tras su doble triunfo en las primarias de Alabama y Misisipi (sur de EEUU).

Las declaraciones del precandiato más conservador de la contienda republicana molestaron incluso al gobernador de la isla, Luis Fortuño, quien apoya abiertamente al moderado Romney y que aboga por la anexión de la isla como estado 51 de Estados Unidos.

“Es un grave error” de Santorum el de “mezclar la política con el futuro de nuestros hijos”, dijo Fortuño. “Todos los padres aspiran que sus hijos hablen su idioma de origen e inglés”, dijo Fortuño.

El gobernador boricua recordó que en Estados Unidos hay veinte estados “sin idioma oficial y algunos con más de uno”, y aclaró que su aspiración es que “todos hablen perfectamente inglés y español”.

California (oeste) y Florida (sureste), son ejemplos de estados estadounidenses con grandes comunidades extranjeras, donde trámites oficiales -como el examen de conducir o llenar las planillas- pueden realizarse en al menos cuatro lenguas que incluyen español, vietnamita, filipino y en Miami hasta el creole.

El jueves, Santorum quiso salir del paso a la controversia explicando que su intención era afirmar que los puertorriqueños necesitan ser más fluidos en el inglés para progresar en la sociedad y tener más oportunidades.

Pero la presidenta de la Cámara de Representantes, Jenniffer González, recordó al político mientras visitaba el Capitolio local, que en 1917, cuando se le impuso a los puertorriqueños la ciudadanía estadounidense en víspera de la Primera Guerra Mundial, “no se le pidió a los soldados que supieran inglés para ir a la guerra”.

González, vicepresidenta del Partido Republicano local, apuntó que los idiomas oficiales en Puerto Rico son el español y el inglés.

“Los cuatro millones de ciudadanos americanos en Puerto Rico aportamos con sangre a las fuerzas armadas y en la economía, y el día que decidamos ser estado, seguiremos hablando español”, refutó la parlamentaria.

La controversia sirvió para que el desconocido aspirante a la candidatura republicana Fred Karger, se expresara a favor del español en Puerto Rico y para que la campaña de Mitt Romnet se luciera con anuncios de radio donde habla fluidamente en español el hijo del precandidato que vivió en Chile, Craig Romney, que invita junto a Fortuño a votar por su padre el domingo.

“Soy Craig Romney. Estados Unidos representa libertad, oportunidad, donde todo es posible. Mi padre, Mitt Romney, cree en esos valores porque los ha vivido. Él tiene un plan para crear trabajos. Y, junto a los líderes de Puerto Rico, luchará para encaminar la economía de la isla del encanto”, dice en el mensaje.

La gran contradicción de la primaria en Puerto Rico es que los puertorriqueños, si bien son ciudadanos de Estados Unidos por una ley de 1917, no tienen derecho a votar en las elecciones presidenciales si viven en la isla.