Publicado el 23 de mar de 2012 12:51 pm |

  comentarios

Foto: AP Photo/Fernando Vergara / Archivo

(Bogotá, 23 marzo. EFE).- Una jueza de la capital colombiana revocó hoy la orden de captura que pesaba sobre Luis Carlos Restrepo, antiguo comisionado de paz del ahora expresidente Álvaro Uribe, investigado por un supuesto desarme de guerrilleros de las Farc y cuyo paradero es un misterio.

La decisión pone freno a la solicitud de busca y captura internacional de Restrepo que la Fiscalía de Colombia hizo a la Interpol, además de dejar obviamente sin efecto la petición local de arresto que afrontaba desde el pasado febrero.

La revocación la ordenó la jueza 45 de Conocimiento, Johana Rodríguez, por considerar que no hay pruebas de los delitos que se le imputaron a Restrepo, que ejerció como alto comisionado para la Paz durante los dos Gobiernos de Uribe (2002-2010).

La funcionaria explicó que no existe “inferencia razonable de coautoría” en los delitos que se le imputan al exfuncionario, así como a “Olivo Saldaña”, alias de Raúl Agudelo Medina, desertor de las FARC implicado en el mismo caso y también beneficiado con el mismo levantamiento de la orden de detención.

El fiscal anticorrupción colombiano Francisco Javier Villarreal le imputó el pasado 16 de febrero a Restrepo los delitos de “concierto para delinquir, peculado por apropiación, fraude procesal, y porte, tráfico y fabricación de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares”.

Los cargos están relacionados con un supuesto desarme de rebeldes del frente Cacica Gaitana de las Fuerzas Armadas Revolucionaride Colombia (Farc) realizado en 2006 en el suroeste del país.

Una investigación de la Fiscalía General concluyó que la mayoría de los 62 desmovilizados de entonces eran indigentes o desocupados que fueron reunidos a última hora por iniciativa de un desertor (Agudelo), con apoyo de dos militares y con financiación de un narcotraficante que se infiltró.

Restrepo no ha comparecido en ninguna de las diligencias judiciales de este proceso, por cuanto viajó al exterior a comienzos del pasado enero, en principio con destino Washington.

Por ello, fue alcanzado el pasado 10 de febrero con una orden de captura tras haber sido declarado en contumacia o rebeldía.

El mes pasado, el exfuncionario admitió desde la clandestinidad que buscaba protección en el exterior.

Al anunciar la revocación de la orden de captura, la jueza Rodríguez expresó que a Restrepo “se le están dando todas las garantías” para que regrese a su país, donde contará con la protección del Estado.