Publicado el 01 de abr de 2012 7:50 am |

  comentarios

Foto: REUTERS/Luc Gnago

(Bamako, 1 de abril. AFP) El jefe de la junta en el poder en Malí, capitán Amadou Sanogo, anunció el domingo que “restablecerá” la Constitución y las instituciones y prometió realizar “consultas con las fuerzas vivas del país” en el marco de una “transición” cuya duración no precisó.

“Nos comprometemos de manera solemne a restablecer a partir de este día la Constitución de la República de Malí del 25 de febrero de 1992, así como las instituciones republicanas”, declaró a la prensa el capitán Sanogo, en un texto leído a la prensa en su cuartel general de Kati, un suburbio norte de Bamako.

“Sin embargo, considerando la situación de crisis pluridimensional que vive nuestro país, y para hacer posible una transición en buenas condiciones y preservar la cohesión nacional, (nosotros) decidimos iniciar, bajo dirección de un mediador, consultas con todas las fuerzas vivas del país en el marco de una convención nacional (…)”, explicó.

Estas consultas posibilitarán “la instalación de órganos de transición con miras a la organización de elecciones serenas, libres, abiertas y democráticas en las que no participaremos”, agregó el capitán Sanogo, quien no precisó la duración de la transición.

El jefe de la junta habló al lado del jefe de la diplomacia de Burkina Faso, Djibrill Bassolé, presente en Bamako desde el sábado para negociar con los golpistas las modalidades de un retorno al orden constitucional, exigido por los países de África del Oeste.

Luego de haber amenazado con un “embargo diplomático y financiero”, la Comunidad Económica de los Estados de África del Oeste (CEDEAO) puso el sábado una fuerza de intervención de 2.000 hombres en “alerta”, mientras los rebeldes tuareg tomaron el control en tres días de casi todo el noroeste de Mali y, según testigos, este domingo entraron en la ciudad de Tombuctú.