Correa expresa su apoyo al candidato de la extrema izquierda francesa Melénchon

Foto: REUTERS/Andrea Comas

(París, 11 abril. EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dio su respaldo al candidato de la extrema izquierda francesa para las presidenciales del país Jean-Luc Mélenchon, en una carta hecha pública por la mencionada formación.

Te deseamos, compañero, el triunfo en estas elecciones presidenciales, cuenta con nuestra solidaridad militante”, indicó el jefe del Estado ecuatoriano en la misiva, escrita en tono personal y en español.

Mélenchon, candidato de la coalición “Frente de Izquierdas”, que agrupa a diversos partidos, entre ellos el Partido Comunista de Francia (PCF) ha expresado en muchas ocasiones su apoyo a los movimientos progresistas de América Latina.

Hispanoparlante y de familia con raíces españolas e italianas, Mélenchon recibió el apoyo de Correa, quien le agradeció “el reconocimiento al trabajo cotidiano que millones de ecuatorianos y ecuatorianas” hacen “con coherencia y voluntad para transformar radical y profundamente las estructuras de la realidad económica, social y política” vigente.

El presidente ecuatoriano destacó que esas estructuras les habían sumido “en la pobreza, la dependencia y el subdesarrollo”.

“Recibe, estimado Jean-Luc, en nombre del Gobierno de la Revolución ciudadana, de todos los revolucionarios de Ecuador y el mío propio, el respaldo a tu proyecto de vida al servicio de tu país”, indicó Correa.

El presidente ecuatoriano agregó que, al igual que en su país, en Francia “es la hora de la ciudadanía y de marchar hacia un porvenir de vida y de paz como consecuencia de la justicia”.

Foto: THIERRY ZOCCOLAN / AFP

Correa consideró al “Frente de Izquierdas” como “un referente para los movimientos progresistas de toda Europa” y se mostró seguro de que Mélenchon sabrá “enfrentar los grandes retos que plantea este momento histórico a la realidad europea”.

Su creciente apoyo popular es una muestra de que Europa también puede sobreponerse el fundamentalismo neoliberal que hace padecer a los ciudadanos los costos de la crisis, postergando anhelos sociales y profundizando la inequidad”, agregó.

En este sentido, Correa consideró previsible las críticas a Mélenchon, “estigmatizado por los grandes medios de comunicación” que califican al candidato de la izquierda de “populista” y “demagogo”.

Bienvenido a la lucha, esa es la reacción del capital cuando se perfilan políticas y acciones en beneficio de los trabajadores, de los empleados, de las grandes mayorías”, indicó.

El presidente ecuatoriano consideró que “en América Latina se agotó definitivamente ese sistema que puso al capital sobre lo humano y los intereses corporativistas por encima de los derechos ciudadanos”.

Recordó que el lema “¡Que se vayan todos!” marcó el inicio de la revolución en su país “destinada a cambiar las estructuras de poder y alcanzar el buen vivir para todas y todos”.

“Guía nuestros pasos no las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, sino por una nueva Constitución, adoptada directamente por el pueblo y cuya columna vertebral son los derechos humanos”, señaló Correa.

“Las injusticias y las desigualdades que genera un sistema sustentado en el poder de unos pocos y en la explotación de las mayorías ha provocado en América Latina que las ciudadanas y los ciudadanos” se unan “para redefinir su destino”, añadió el presidente ecuatoriano en su misiva.

“La verdad, la honestidad, la fuerza, la creatividad, la sencillez de las grandes ideas están en nuestros compatriotas y con ellos construimos el futuro que todos anhelamos”, afirmó.