Publicado el 26 de jul de 2012 10:46 am |

  comentarios

Foto: REUTERS/China Daily

(Pekín, 26 jul, EFE).- El Gobierno local de Pekín, muy criticado a lo largo de esta semana por sus ciudadanos, que le acusaron de ocultar la verdadera cifra de muertos por las inundaciones del pasado sábado, ha aumentado hasta 77 la cifra de fallecidos en el temporal, 40 más que en los informes anteriores.

Las inundaciones, las peores que sufre la capital china en 60 años, afectaron a 1,9 millones de personas y causaron en la ciudad pérdidas por valor de 78,7 millones de dólares, según informó hoy el Ayuntamiento, citado por la agencia oficial Xinhua.

Desde el pasado lunes, el Gobierno de Pekín, cuyo alcalde, Guo Jinglong, dejó ayer el cargo, mantenía la cifra de 37 fallecidos, pese a que los habitantes de la segunda mayor ciudad de China aseguraban en las redes sociales que el verdadero número era mucho mayor, quizá de cientos de muertos.

La situación recuerda a la que hace un año se produjo en el primer accidente de un tren de alta velocidad chino (23 de julio de 2011), cuando el Gobierno habló de 40 muertos y muchos ciudadanos, especialmente a través de internet, acusaron a Pekín de edulcorar el suceso.

En esta ocasión, Pekín ha recibido fuertes críticas también por no haber informado adecuadamente a sus ciudadanos del peligro potencial de las tormentas, ya que declaró la alerta naranja (el segundo nivel de precaución) pero muy pocos pequineses se enteraron de ello.

También de insuficiente atención a los afectados en las zonas más afectadas, como el distrito suburbano de Fansghan, al sur de la capital, asolado por corrimientos de tierras.

Además, los pequineses se quejan de que el sistema de alcantarillado de la ciudad está obsoleto y no está preparado para fuertes lluvias, ya que cada verano fuertes chubascos acaban anegando sus calles, aunque nunca con situaciones tan dramáticas como las vividas el pasado fin de semana.

Foto: REUTERS/China Daily

En medio del aluvión de críticas que se multiplican en redes sociales como Weibo -versión china de Twitter-, el jefe del Buró de Seguridad de Pekín, Fu Zhenghua, advirtió esta semana a los internautas de castigos “más severos” y de “amonestaciones públicas” por difundir rumores políticos, atacar al Partido Comunista, a los líderes chinos o al sistema del país asiático.

Según publica hoy el diario “Global Times”, Fu hizo estas declaraciones durante la presentación de una nueva campaña de un mes “de limpieza del ciberespacio”, en la que anunció que la creación de nuevas plataformas para supervisar el contenido que circula por las principales redes de microblog chinas.

Tras las amenazas de Fu, los internautas chinos instaron al jefe del Buró de Seguridad a que aclare qué constituye un “ataque” o un “rumor político”, un extremo que Fu no aclaró durante su intervención, recoge el rotativo.

Foto: REUTERS/China Daily
Foto: REUTERS/China Daily
Foto: REUTERS/China Daily
Foto: REUTERS/China Daily
Foto: REUTERS/China Daily