Publicado el 14 de ago de 2012 7:21 am |

  comentarios

Video: Noticias24 14 de agosto de 2012

(Las Palmas de Gran Canaria, 14 de agosto. EFE) – Un avión privado interceptado por la Policía española en el aeropuerto de la isla de Gran Canaria, tras un aviso de Venezuela a la Interpol, transportaba más de una tonelada de cocaína camuflada como ayuda humanitaria, confirmaron hoy a Efe fuentes judiciales.

La aeronave con matrícula 9H-FED,, fue interceptada el pasado domingo e inspeccionada ayer bajo supervisión judicial.

En el registro fueron hallados fardos de cocaína envueltos en embalajes con los emblemas de una organización humanitaria internacional.

Sus tres tripulantes, cuyas identidades y nacionalidades no se hicieron públicas, fueron detenidos por un delito de tráfico de drogas.

La fuentes consultadas por Efe no han podido precisar el peso del alijo intervenido, pero sí han insistido en que supera los 1.000 kilos, una cantidad que duplica con creces los 400 kilos de cocaína aprehendidos en abril en la isla de La Graciosa, en una de las operaciones contra el narcotráfico más importantes de los últimos años realizadas en el archipiélago español de las Canarias.

El seguimiento a la aeronave se puso en marcha en la madrugada del sábado al domingo, cuando el Gobierno venezolano advirtió a la Interpol de que un reactor había partido sin autorización del aeropuerto Arturo Michelena, en Valencia (centro del país).

Según informó el ministro de Interior de Venezuela, Tareck el Aissami, las autoridades de ese país ya han puesto a disposición del Ministerio Público a 28 personas por su presunta implicación en este incidente.

El reactor bloqueado en Gran Canaria había aterrizado en Venezuela el sábado por la noche proveniente de Trinidad y Tobago, aunque su plan de vuelo mostraba que venía de Granada, y presentó un plan de vuelo para salir al día siguiente hacia Brasil.

El reactor bloqueado en Gran Canaria había aterrizado en Venezuela el sábado proveniente de Trinidad y Tobago

Según el Gobierno venezolano, durante su escala en el aeródromo Arturo Michelena descendió de la aeronave una mujer de nacionalidad australiana, pero permanecieron en él dos pilotos de nacionalidad alemana y una tripulante austríaca, que despegaron con el avión a las 02.26, hora local (6.56 GMT) del domingo, con el aeropuerto cerrado, sin autorización y sin luces de balizamiento en la pista.

Una vez comprobado que la aeronave se dirigía hacia el este, las autoridades venezolanas avisaron a Interpol y a los representantes policiales de varios países europeos, incluida España, por el “secuestro y presunto robo de la aeronave”.

Foto: Elvira Urquijo A./EFE