Publicado el 06 de oct de 2012 7:03 am |

  comentarios

Foto: EFE/Osservatore Romano

(Ciudad del Vaticano, 06 de octubre. AFP) El mayordomo del Papa, Paolo Gabriele, juzgado por “robo agravado” de cientos de documentos confidenciales, fue condenado este sábado a un año y medio de prisión por el Tribunal del Vaticano, tras un juicio relámpago sobre las filtraciones del caso “Vatileaks”.

El Tribunal condenó al acusado a tres años de prisión, pero inmediatamente redujo la pena a la mitad.

El presidente del Tribunal, Guiseppe Dalla Torre, explicó que la reducción de pena se produjo “por sus servicios” prestados al Papa Benedicto XVI, “su convicción, que el juez considera errónea, de servir a la Iglesia”, “su conducta durante el proceso” y “su conciencia de haber traicionado al Papa”.

Antes, el mayordomo, para quien el fiscal solicitó una pena de tres años de cárcel, afirmó haber actuado “por amor a la Iglesia” y “no ser un ladrón”.

Por su parte, la abogada de Gabriele, Cristina Arru, solicitó que el delito fuera reclasificado como “robo” con “apropiación ilícita” y pidió que, si los jueces seguían contemplando el delito de robo, Gabriele fuera condenado a la pena mínima prevista por ello, es decir, tres días de detención.

“Cometió un acto ciertamente condenable e ilícito, pero tenía la intención de ayudar y no de perjudicar a la Iglesia”, dijo la abogada.