Publicado el 10 de oct de 2012 12:56 pm |

  comentarios

Foto: EFE

(Caracas, 10 de octubre – Noticias24)- El ataque de este martes a una paquistaní de 14 años de edad, que encabezó una campaña por la educación de las niñas y adolescentes causó conmoción en Pakistán, así lo analiza BBC Mundo.

La niña adquirió relevancia internacional hace tres años, cuando se conoció su identidad después de explicar bajo pseudónimo en un blog el régimen de terror impuesto por los talibanes en su región natal del Valle de Swat, en el extremo norte de Pakistán.

A pesar de que los talibanes fueron expulsados de Swat en 2009, la amenaza siguió vigente y se materializó cuando la joven volvía junto a dos compañeras de realizar unos exámenes en la escuela.

A continuación el artículo completo publicado por la BBC Mundo:

Malala Yousafzai recibió un disparo en la cabeza cuando volvía del colegio en la ciudad de Mingora, la principal del Valle de Swat.

Este miéroles los médicos le extrajeron la bala. Su hermano le dijo a la BBC desde el hospital que luego de la operación -que duró dos horas y media- la adolescente está mejor.

“Todo el pueblo de Pakistán debe manifestarse en contra de los militantes, el terrorismo y decir que (los militantes) son crueles y brutales. Han atacado a mi hermana. Ella es inocente. Todos le deseamos una buena salud”, dijo.

La adolescente, que recibió el año pasado el Premio Nacional de la Paz, se hizo popular hace tres años cuando escribió un blog para el servicio urdu de la BBC en el que contaba cómo era la vida en la región de Swat bajo el control del Talibán en una época en la que educar a las chicas estaba prohibido.

Malala se convirtió en un símbolo de la lucha de las nuevas generaciones, en especial de las niñas, por poder acceder a la educación a pesar de los postulados conservadores que aún imperan en buena parte de la sociedad paquistaní.

Pese a que los primeros informes indican que la joven está fuera de peligro, hay preocupación por su salud y algunas informaciones apuntan que podría necesitar tratamiento en el exterior.

Ehsanullah Ehsan, un portavoz del Talibán en Pakistán, se atribuyó el hecho en declaraciones a la BBC.

Ehsan le dijo al servicio urdu de la BBC que atacaron a la joven por ser antitalibán y secular.

Relatos del sufrimiento

Malala Yousafzai sólo tenía 11 años cuando comenzó a escribir su blog sobre la vida en el Valle de Swat, dos años después de que el Talibán llegara al poder y ordenase que las escuelas de niñas cerrasen.

En el diario, que publicó en el servicio urdu de la BBC bajo el seudónimo de Gul Makai, relataba el sufrimiento que provocaba el Talibán.

Pero la identidad de Yousafzai se reveló cuando, una vez que el Talibán estaba fuera del poder, la joven ganó el premio nacional por su valentía y fue nominada al premio infantil internacional de la paz.

Según los corresponsales, eso le hizo ganarse la admiración de muchos en Pakistán por alzar su voz contra el Talibán.

En una de las entradas de su blog, la niña decía que soñaba con un país en el que “prevaleciese la educación“.

La corresponsal de la BBC en Islamabad Orla Guerin asegura que Malala Yousafzai es una figura pública que no se acobarda ante los riesgos y que tiene un fuerte apoyo de sus padres en su activismo.

“Con lo joven que es, se ha atrevido a lo que muchos no han podido, a criticar en público al Talibán”, afirmó Guerin.

Según la corresponsal, la articulada campaña por la educación de las niñas le ha hecho ganarse el reconocimiento en su país pero también a nivel internacional.

De hecho, en la tarde del martes, la embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Susan Rice, publicó un mensaje en la red social Twitter en el que mostraba su apoyo a la joven.

“El futuro de Pakistán pertenece a Malala y a las chicas jóvenes como ella. La historia no recordará a los cobardes que intentaron matarla en la escuela”, escribió.

Por eso, explica, “incluso a los paquistaníes que están acostumbrados a ver noticias violentas, este tiroteo les ha causado conmoción“.

El Talibán tomó el poder en el Valle de Swat en 2007 y permaneció de facto hasta que fue expulsado de la zona por el ejército paquistaní durante una ofensiva en 2009.

Cuando estuvieron en el poder, cerraron las escuelas femeninas, promulgaron la Sharia y, entre otras medidas, prohibieron música en los autos.

Desde su expulsión de la zona, ha habido ataques aislados de milicianos en el Valle de Swat pero la región ha permanecido relativamente estable y muchas de las miles de personas que huyeron en los años del Talibán han regresado.

Condenas

Las condenas no tardaron en llegar.

El presidente Asif Ali Zardari afirmó que el ataque del martes no afectará la determinación de Pakistán para combatir a los militantes islamistas ni los esfuerzos del gobierno para apoyar la educación de las mujeres.

“Tenemos que condenarlo… Malala es como mi hija y como la suya. Si prevalece esta mentalidad, ¿estarán a salvo nuestras hijas?”, se preguntó.

La agresión a la joven ha sido condenada por la mayoría de los partidos políticos paquistaníes, así como por estrellas de televisión y grupos de defensa de derechos humanos.

La representante de la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán, Kamila Hayat, alabó a Malala Yousafzai por plantarle cara a los militantes y por mandar el mensaje de que las niñas paquistaníes tienen valor para luchar por sus derechos.

En el momento del ataque, Malala Yousafzai iba con al menos una compañera -que también resultó herida-, pero hay diferentes versiones sobre cómo se sucedieron los hechos.

Informaciones que citan a fuentes locales aseguran que un hombre con barba paró el auto en el que viajaban las estudiantes y preguntó quién era Malala Yousafzai antes de disparar.

Pero una fuente policial le dijo a la BBC que fue un grupo de hombres el que abrió fuego contra las menores cuando estaban a punto de subirse a un autobús.
Los reportes sobre su estado de salud también son confusos: la adolescente recibió un tiro en la cabeza y, según algunas informaciones, otro en el área del cuello.

Los primeros médicos que la atendieron aseguraron que está fuera de peligro.

La menor fue enviada después en un helicóptero a la localidad de Peshawar para recibir tratamiento médico, según informaron las autoridades.

Con información de BBC Mundo y EFE