Publicado el 01 de nov de 2012 6:51 am |

  comentarios

Video: VTV, 01 de noviembre de 2012

(Madrid, 01 de noviembre. AFP) - La noche de Halloween se tornó en tragedia en Madrid cuando el jueves de madrugada una fiesta para miles de personas fue escenario de una avalancha humana en la que tres chicas de entre 18 y 25 años murieron aplastadas y otras dos resultaron heridas, en estado muy grave.

Video: Milenio, 01 de noviembre de 2012

La tragedia se desató hacia las cuatro de la madrugada “cuando se empezaron a recibir llamadas comunicando que se había producido una avalancha dentro del estadio Madrid Arena”, local con capacidad para 10.000 personas donde se celebraba una macrofiesta de Halloween, explicó a la AFP una portavoz policial.

“Hay tres víctimas mortales por aplastamiento y dos heridas”, agregó, precisando que las fallecidas eran todas mujeres nacidas entre 1987 y 1994.

La policía procedió a desalojar el local y abrió una investigación para determinar si se respetaron las medidas de seguridad. “Ahora mismo se están tomando declaraciones” a los testigos, precisó la portavoz.

“Había una sola puerta, había un tapón humano con un montón de agentes de seguridad tirando de la gente”

“Había un tapón humano en la única salida que tienen, porque las demás estaban cerradas con precintos para que por ahí no saliera nadie”, aseguró Sandra, una de las miles de jóvenes que asistieron a la fiesta, en declaraciones a la radio Cadena Ser.

“Había una sola puerta, había un tapón humano con un montón de agentes de seguridad tirando de la gente”, agregó. “La gente llorando, aplastada, y no había nadie allí que pudiera reanimar a esa chica: el camarero se ha subido a la barra y se ha puesto a reanimarla”, afirmó la muchacha.

A media mañana los agentes, llegados al lugar a bordo de un furgón y varios automóviles policiales, habían cerrado el acceso al local mientras lo inspeccionaban ante la mirada atenta de periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión.

Fernando Prados, médico jefe de guardia de los servicios de urgencia madrileños, estuvo presente en el momento de la tragedia.

Foto: AFP

Hemos recibido una llamada hacia las cuatro de la mañana contándonos que había varias chicas inconscientes y cuando hemos llegado había cinco chicas de entre 18 y 25 años en parada respiratoria”, declaró a los periodistas.

“Sobre ellas hemos realizado maniobras de reanimación y en tres de ellas hemos conseguido recuperar el pulso”, sin embargo una pereció en el camino del hospital, añadió, precisando que las otras dos jóvenes heridas presentaban un “pronóstico muy grave”. “Pronóstico crítico”, enfatizó.

Aparentemente provocada por una bengala lanzada en el interior del estadio, según los primeros elementos de la investigación, la avalancha se habría producido en un pasillo del local, donde miles de jóvenes, muchos disfrazados para la ocasión, bailaban al ritmo de la música electrónica en una fiesta de temática terrorífica.

Al menos cinco personas fueron arrolladas por la multitud

“Eran unas escaleras”, afirmó a la televisión pública un testigo. “Había una avalancha de gente y se ve que se han tropezado, se han acumulado ahí y ha habido un aplastamiento”, agregó.

Según otro testimonio, de un empleado en un local cercano, podría haber habido en el estadio más personas de lo permitido en el momento de la tragedia. “Nos han dicho que había demasiada gente, que se habían pasado con el aforo”, declaró a la televisión.

Bajo el nombre de ‘Thriller Music Park’, los organizadores habían previsto en el Madrid Arena una fiesta con “atmósfera tétrica” y música electrónica a cargo de “los mejores DJ’s del panorama mundial”, según su página web. La noche debía contar asimismo con concurso de disfraces con el video “Thriller”, de Michael Jackson, como temática.

“No existía exceso de aforo en el recinto”

El vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, afirmó al diario “El Mundo” de España “que no existía exceso de aforo en el recinto”.

Indicó que el espacio donde se realizó el festejo en la ciudad española tiene una capacidad para 10.600 personas y la empresa encargada de la organización vendió 9.650 entradas, por lo que a su juicio, no había inconveniente con los accesos a las salidas.

Asimismo, efectivos policiales de la localidad reforzaron la presencia de los guardias por medio de un dispositivo específico para la inspección de macrofiestas y garantizar la seguridad de los asistentes.

Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP

Con información de AFP y El Mundo.es