Publicado el 07 de nov de 2012 2:20 pm |

  comentarios

Foto: REUTERS/Jason Reed

(La Habana, 7 de Noviembre. AFP).- La reelección del presidente estadounidense Barack Obama “es lo menos malo” para Cuba, dijeron este miércoles analistas cubanos, aunque descartaron “cambios sustanciales” en la política de Washington hacia la isla.

El gobierno cubano no ha reaccionado a la victoria de Obama, mientras los medios locales, todos bajo control estatal, se limitaron a dar la noticia sin hacer comentarios.

“La reelección de Obama es lo menos malo que nos podía ocurrir, en general es positiva, comparado con lo que hubiera sucedido con el otro candidato”, el republicano Mitt Romney, declaró a la AFP el académico y analista Esteban Morales, experto en relaciónes Cuba-Estados Unidos.

“Siempre es posible entenderse mejor con una persona menos reaccionaria y más inteligente”, aunque “no puedo atreverme a asegurar que va a haber cambios sustanciales en la política con Cuba”, agregó.

“Siempre es posible entenderse mejor con una persona menos reaccionaria y más inteligente”, aunque “no puedo atreverme a asegurar que va a haber cambios sustanciales en la política con Cuba”

Muchos cubanos temían que en caso de ganar Romney, quien prometió reforzar las sanciones a Cuba, restringiera los viajes de cubanoestadounidenses y el envío de remesas a la isla, como sucedía antes de Obama.

Por su parte, el economista opositor Oscar Espinosa Chepe dijo que la política de Obama “ha dificultado al gobierno cubano mantener el tradicional clima de confrontación para justificar la represión y la grave crisis” económica, que La Habana atribuye al embargo estadounidense vigente desde 1962.

“Entre el pueblo de Cuba (Obama) goza de gran simpatía” y su popularidad fue “acrecentada” luego que autorizara en 2009 “los viajes de los cubano-americanos (a la isla) y la flexibilización para el envío de remesas, sin olvidar las facilidades brindadas a los artistas de la isla para actuar en Estados Unidos”, agregó el economista y ex preso político.

Sin embargo, sigue incumplida una de las promesas que hizo Obama en 2009: el cierre del campo de prisioneros de la Base Naval de Guantánamo, en territorio cubano.

Obama “tiene muchos pendientes, entre ellos, el prometido cierre de la ilegal base naval de Guantánamo y el fin del criminal bloqueo a Cuba”, escribió el bloguero Yohandry, que difunde oficiosamente opiniones del gobierno cubano.

Las relaciones de Obama con La Habana se tensaron luego de que en diciembre de 2009 fuera detenido en la isla el estadounidense Alan Gross, que fue condenado a 15 años de cárcel por introducir equipos de comunicaciones para grupos cubanos.

En Estados Unidos fueron detenidos en 1998 cinco agentes cubanos, que fueron condenados a largas penas de prisión por espionaje.

Yoyandry destacó que Obama tiene la “posibilidad real de lograr la libertad de Alan Gross y los 5 antiterroristas cubanos”.