Publicado el 07 de nov de 2012 7:16 pm |

  comentarios

Foto: Reuters / Archivo

(Nueva York, 07 de noviembre – Reuters).- Los votantes de los estados de Maryland, Maine y Washington aprobaron el martes el matrimonio entre personas del mismo sexo, la primera vez que los derechos matrimoniales son otorgados a parejas homosexuales a través del voto popular.

La aprobación fue recibida como un hito por activistas de los derechos de los homosexuales porque aunque las uniones entre personas del mismo sexo han sido legalizadas en seis estados de Estados Unidos y en el distrito de Columbia por legisladores o cortes, los votantes las habían rechazado consistentemente.

Votantes en más de 30 estados han aprobado prohibiciones constitucionales sobre el matrimonio homosexual.

“En verdad hemos alcanzado un punto de cambio sobre los derechos civiles de homosexuales y lesbianas en este país”

“Hicimos historia y enviamos un poderoso mensaje de que en verdad hemos alcanzado un punto de cambio sobre los derechos civiles de homosexuales y lesbianas en este país”, dijo Brian Ellner, jefe del grupo en favor del matrimonio entre parejas del mismo sexo The Four.

“Al ganar por primera vez una votación sobre el matrimonio, hemos dejado claro lo que los sondeos nacionales ya muestran, que los estadounidenses apoyan la justicia e igualdad para todas las familias“, agregó.

Este año, el presidente Barack Obama se convirtió en el primer mandatario estadounidense en respaldar el matrimonio homosexual y su campaña apoyó las medidas para la unión gay en los tres estados.

En Maryland, la propuesta fue aprobada por un 52 por ciento frente al 48 por ciento.

En Maine, la iniciativa contaba con una aprobación de un 53 por ciento frente a un 47 por ciento, de acuerdo al reporte de un 75 por ciento de los distritos electorales.

En Washington, en tanto, la medida contaba con un 52 por ciento de aprobación frente a un 48 por ciento de rechazo.

Los votantes de Minesota rechazaron una propuesta de enmienda constitucional que habría definido al matrimonio exclusivamente como una unión heterosexual. La enmienda fue rechazada por un 48 por ciento de votos a favor frente a un 52 por ciento en contra.

“Las cortes comienzan a resolver a favor de la libertad para contraer matrimonio, posteriormente las legislaciones lo confirman y ahora la gente vota a favor también”

En los cuatro estados, los esfuerzos por derechos igualitarios sobre el matrimonio tuvieron mejores resultados en las zonas urbanas y fueron menos populares entre los votantes rurales.

Se espera ampliamente que la constitucionalidad de restringir el matrimonio a uniones entre un hombre y una mujer sea vista pronto por la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos.

James Esseks, de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, calificó la votación como un “momento histórico” para las familias homosexuales y lesbianas.

“No hace mucho, el matrimonio de parejas del mismo sexo era inimaginable. En un tiempo notablemente corto, hemos visto que las cortes comienzan a resolver a favor de la libertad para contraer matrimonio, posteriormente las legislaciones lo confirman y ahora la gente vota a favor también”, agregó.

Opositores dicen que tuvieron menos fondos

Brian Brown, presidente de la Organización Nacional por el Matrimonio -el principal grupo que se opone a los matrimonios entre parejas del mismo sexo-, dijo que aquellos que están a favor del llamado matrimonio tradicional tuvieron menos fondos para gastar en una proporción de al menos 4 a 1.

“Nuestros rivales y algunos de los medios intentarán mostrar los resultados de la elección como un punto de cambio en cómo los estadounidenses ven el matrimonio homosexual, pero ese no es el caso“, dijo Brown en un comunicado.

“Los estadounidenses siguen firmemente a favor del matrimonio como la unión de un hombre y una mujer. Los resultados de la elección reflejan las ventajas políticas y de financiamiento de las que gozaron nuestros rivales en estos estados muy liberales”, agregó.

“Los resultados de la elección reflejan las ventajas políticas y de financiamiento de las que gozaron nuestros rivales en estos estados muy liberales”

Entre los estados que han expandido los derechos de matrimonio para incluir a parejas del mismo sexo, en Massachusetts, Iowa y Connecticut se aprobaron leyes después de fallos judiciales que determinaron que a las parejas de homosexuales no se les puede negar el derecho al matrimonio.

Las asambleas legislativas aprobaron el cambio en Vermont, Nueva York y Nueva Hampshire.

Antes de este año, las iniciativas electorales que prohibían el reconocimiento legal de matrimonios del mismo sexto habían tenido éxito en 31 estados y ninguno había aprobado jamás el matrimonio entre personas del mismo sexo por voto popular.

Los votantes de Maine rechazaron el matrimonio homosexual en un referéndum en el 2009 por un 53 por ciento contra un 47 por ciento.

En Washington y Maryland, donde las asambleas legislativas estatales habían aprobado previamente leyes que expandían los derechos matrimoniales a parejas gays y lesbianas, dependía de los ciudadanos decidir si permitían que esas leyes siguieran vigentes.

“En las últimas semanas, los habitantes de Maryland se unieron para afirmar que para personas libres y diversas de varias creencias -un pueblo comprometido con la libertad religiosa- la manera de proceder es siempre con un gran respeto por los derechos igualitarios y dignidad humana para todos”, dijo en un comunicado el gobernador Martin O’Malley.