Publicado el 11 de nov de 2012 3:00 pm |

  comentarios

Foto: Reuters

(Caracas, 11 de noviembre. Noticias24) La caída del hombre más fuerte de la CIA, David Petraeus, se disparó cuando una mujer con la que él estaba teniendo un romance envió correos amenazantes a otra fémina cercana al exfuncionario, esto según versiones de tres oficiales cercanos al caso, reportó el Washington Post.

Petraeus, Broadwell y la otra mujer

Paula Broadwell, la biógrafa de Petraeus. Foto: Reuters

La mujer que recibió estos correos estaba tan aterrada que decidió acudir al FBI por protección y ayuda para localizar a la persona que los envió. Fue así como las investigaciones del FBI enlazaron las amenazas con Paula Broadwell, la biógrafa de Petraeus, y se descubrieron correos electrónicos explícitos entre Broadwell y Petraeus.

Cuando el nombre del exjefe de la CIA se conoció, investigadores del FBI se preocuparon ante la posibilidad de que la cuenta personal de correo de Petraeus había sido hackeada y que la seguridad nacional de Estados Unidos se encontraba comprometida. El avance de la investigación permitió determinar que la escritora y el militar estaban ensalzados en un affair.

La identidad de la mujer que recibió los correos amenazantes no ha sido difundida y la naturaleza de su relación con Petraeus es desconocida. Sin embargo, oficiales vinculados con el caso han dicho que no trabaja en la CIA y que no es la esposa de Petraeus, Holly.

Las investigaciones apuntan a que Broadwell percibía a esta otra mujer como una amenaza para su relación con Petraeus.

El New York Post ha reportado que de acuerdo a información proporcionada por fuentes cercanas al caso, los correos amenazadores y de acoso que Broadwell supuestamente envió a la mujer que llevó la denuncia al FBI contenían estas frases: “Se lo que hiciste”, “apártate”, “aléjate de mi hombre”.

“[Broadwell] claramente pensó que algo estaba pasando” y pensó que estaba en un “triángulo amoroso”, dijo el oficial, reportó el New York Post.

Según este reporte, el contenido de algunos de los correos entre Petraeus y Broadwell que se descubrieron en el curso de la investigación tenían referencias explícitas, como “sexo bajo el escritorio”.

Mientras, una fuente del Congreso, dijo al New York Times que funcionarios del servicio de inteligencia habían explicado que la investigación del FBI “comenzó con dos mujeres”.

Más detalles de la investigación

La investigación del FBI “no comenzó con Petraeus, pero en el transcurso de la investigación, se toparon con él”, explicó una fuente legislativa al diario, al añadir que el FBI no ha dado más información sobre las dos mujeres o el enfoque de la investigación.

Al ofrecer su renuncia, tras 14 meses al frente de la agencia de espionaje, Petraeus dijo en un comunicado que lo hacía porque había demostrado “un pobre juicio” al mantener la relación extramarital.

Aunque Petraeus no nombró a su presunta amante, esta fue identificada como Paula Broadwell, graduada de la academia militar Westpoint y reservista del Ejército.

La repentina dimisión de Petraeus, que el miércoles pasado cumplió 60 años, ha suscitado interrogantes y especulaciones, sobre todo en lo que se refiere a posibles brechas de seguridad y la posibilidad de un chantaje.

Por ahora, ni los líderes del Congreso ni representantes del Gobierno de Estados Unidos han precisado si, en efecto, el escándalo ha dado pie a filtraciones de datos sensibles que hayan comprometido la seguridad nacional.

Citando a un funcionario del Gobierno, el diario indicó que el FBI no investigaba la infidelidad de Petraeus, que no sería de todas maneras “un asunto criminal”.

Sin embargo, la revisión de sus correos electrónicos, todos o casi todos enviados desde su cuenta personal y no de la CIA, “suscitaron la posibilidad de brechas de seguridad que debían ser discutidas directamente con él”, agregó.

Según varios medios de comunicación, tanto líderes del Congreso encargados de asuntos de inteligencia y seguridad, como funcionarios del Gobierno recién se enteraron de la situación la noche del martes, en plena jornada electoral.

El presidente Barack Obama fue informado durante una reunión con sus asesores la mañana del jueves y aceptó la renuncia de Petraeus el viernes tras una llamada telefónico con el general jubilado.

Poco se sabe de la relación extramarital de Petraeus, considerado un héroe que lideró las tropas de EE.UU. en Irak y Afganistán, y la información apenas sale a la luz a cuentagotas.

Con información de EFE, Washington Post y New York Post

Paula Broadwell, la biógrafa de Petraeus. Foto: Reuters
Foto: Reuters