Publicado el 12 de nov de 2012 9:38 am |

  comentarios

Foto: AP

(Harare, 12 de noviembre. EFE) – Las autoridades sanitarias de Zimbabue han llevado a cabo un enterramiento colectivo de 700 bebés que se han acumulado en el depósito de cadáveres del Hospital Central de Harare por la falta de fondos para sepultarlos por separado.

Según informó hoy el diario gubernamental zimbabuense Daily Herald, la mayoría de los bebés que han sido enterrados tienen menos de 4 semanas de edad y murieron a consecuencia del virus del sida en la región de Harare.

A la falta de fondos del departamento de sanidad de Zimbabue se le une la avería de la incineradora del depósito de cadáveres.

La mayoría de los bebés que han sido enterrados tienen menos de 4 semanas

El enterramiento colectivo ha sido posible gracias a la colaboración de la empresa privada Servicios Funerarios Nyaradza, que sepultó los cadáveres el pasado viernes, mientras que el consejo local cedió parte del terreno de un cementerio de la zona.

Según el portavoz del Hospital Central de Harare, Philisia Mandeya, aseguró que la compañía privada les ha ayudado a “solventar un problema que parecía no tener solución”.

El elevado número de cadáveres de bebés acumulados ya atrajo la atención de los medios locales el mes pasado.

La Sanidad de Zimbabue se vio extremadamente afectada por la crisis económica que vivió el país durante una década y que mejoró con la formación de un Gobierno de unidad en febrero de 2009.