Publicado el 12 de nov de 2012 5:15 pm |

  comentarios

Foto: EFE

(Caracas, 12 de noviembre. AVN) – España se alista para movilizarse el miércoles contra las medidas de ajustes impulsadas por el gobierno del presidente Mariano Rajoy, en una jornada continental convocada por los sindicatos europeos.

En el caso español, la convocatoria a la protesta ha tenido un fuerte respaldo de diferentes sectores de la población, y se da en medio de un fuerte debate en torno a los embargos de viviendas por falta de pago, incrementado por los impactantes suicidios de personas mayores insolventes.

Los jóvenes españoles son los más afectados por las políticas de ajuste

La huelga en España tiene el respaldo de las Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT), principales sindicatos del país, además de 150 organizaciones políticas y sociales que participan en la denominada Cumbre Social.

Quienes se pronunciaron a favor de la huelga fueron un grupo de artistas locales, entre los que se encuentran el músico Miguel Ríos, las actriz Pilar Bardem, y los escritores Luis García Montero y Juan José Millás.

El domingo pasado, en un acto realizado en Madrid, Ríos llamó a los jóvenes españoles a participar en la protesta, ya que son los más afectados por las políticas de ajuste y forman parte del sector más castigado por la desocupación.

Bardem afirmó que la huelga del miércoles “es necesaria por el futuro no ya de los hijos, sino de los nietos” y que el país “vive en un estado de desahucio“.

En los últimos días, los desalojos de viviendas en España han derivado en un fuerte debate, ya que las familias son desplazadas de sus hogares por no poder pagar las hipotecas.

A esto se suma que el viernes pasado Amaia Engaña, una mujer de 53 años, se suicidó cuando iba a ser desalojada de su vivienda, en la localidad de Baracaldo, en el País Vasco.

A principios de octubre, el Consejo General del Poder Judicial informó que durante el segundo trimestre de 2012, se registraron 526 desalojos diarios de viviendas y locales, ordenados por instancias judiciales.

Por su parte, el eurodiputado de Izquierda Unida (IU), Willy Meyer, aseguró que la protesta debe convertirse “en una impugnación política y cívica de la actual orientación económica europea”.

El gobierno de Rajoy logró un severo recorte de 40 mil millones de euros, que afectará a áreas como salud y educación.

El legislador convocó a la unidad de todos los europeos para rechazar los planes de ajuste diseñados por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Meyer recordó que en España el desempleo afecta a seis millones de ciudadanos, por lo cual la protesta debe ser contundente contra el gobierno conservador del presidente Rajoy.

Para la jornada del miércoles, el colectivo de indignados Toma la Huelga también anunció que rodeará el Parlamento español, como acción complementaria a la huelga general.

Los activistas pasarán la noche en la sede legislativa con el objetivo de recibir a los diputados el jueves 15 de noviembre, para de esa forma mostrarles su rechazo a las medidas de ajuste.

En los últimos días, los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, coincidieron en calificar las políticas económicas oficiales como un “suicidio”.

Desde ambos sindicatos vienen reclamando “un cambio de rumbo” del Ejecutivo y han criticado con dureza los Presupuestos Generales para 2013 presentados por el gobierno nacional, a los que consideraron “injustos” e “ineficaces” para salir de la crisis.

En el proyecto presupuestario para el próximo año, el gobierno de Rajoy logró un severo recorte de 40 mil millones de euros, que afectará a áreas como salud y educación.

Desde hace dos años, las protestas en España han ido en aumento, pero ni el Partido Popular (PP) ni el Partido Socialista Obrero Español (Psoe) han dado respuestas a los reclamos de la ciudadanía.

Las últimas manifestaciones desplegadas en varias ciudades españolas han sido reprimidas con brutalidad, con un saldo de decenas de detenidos.