Publicado el 13 de nov de 2012 12:00 pm |

  comentarios

Foto: REUTERS/San Pedro Sun

(Ciudad de Belice, 13 Nov 2012 (AFP).- El pionero de sistemas antivirus, el estadounidense John McAfee, buscado por las autoridades de Cayo Ambergris, en Belice, para ser interrogado tras el asesinato de su vecino, declaró a la revista Wired que se escondió cuando la policía entró a su mansión y que descarta entregarse.

Video: Reuters, 13 de noviembre de 2012

“Fue extremadamente incómodo”, describió McAfee, de 67 años, al contar a la revista estadounidense cómo se mantuvo enterrado bajo la arena con una caja sobre la cabeza para poder respirar, mientras la policía lo buscaba en su domicilio la noche del domingo.

No hablaré bajo ninguna circunstancia a la policía de este país“, declaró a la publicación. “Podrán pensar que soy paranoico diciendo esto, pero me van a matar (…). Hace meses que están intentando agarrarme. Quieren acallarme. No le caigo bien al primer ministro (de Belice, Dean Oliver Barrow). Soy una piedra en el zapato de todo el mundo.”

El lunes, el oficial Marco Vidal, a cargo de la brigada anticrimen organizado (GSU), había dicho a la prensa que McAfee es “buscado para ser interrogado en una investigación por homicidio” tras visitar la noche del domingo la casa del millonario estadounidense, sin encontrar a nadie en la residencia.

Gregory Faull, de 52 años y oriundo de Florida (sureste de Estados Unidos), fue hallado muerto por su empleada doméstica el domingo por la mañana en su casa de Ambergris Caye, lindera con la de McAfee.

McAfee declaró a la revista Wired que no sabía “nada” acerca de la muerte de Faull, sino que le habían disparado, y agregó que le preocupaba que el asesino de Faull seguramente lo habría estado buscando a él.

Los investigadores encontraron en la escena del crimen “un casquillo 9 milímetros, que es consistente con la herida en la nuca de Faull”, informó el portavoz de la policía de Belice, Rafael Martínez.

Un informe policial destaca que no había signos de que se hubiese forzado el ingreso a la casa y que faltaban una computadora portátil y un télefono celular.

Residentes en el área no identificados, pero citados por el sitio web especializado en tecnología Gizmodo, dijeron que Faull y McAfee habían tenido algunas desavenencias en los últimos tiempos, la última al parecer por la docena de perros que el millonario tiene en su residencia.

McAfee vive en Belice, excolonia británica, desde hace cuatro años.

Las autoridades también informaron que hace unos meses, policías irrumpieron en la mansión de McAfee en busca de armas y drogas y que lo detuvieron durante varias horas.

McAfee asegura que dicho arresto se produjo tras su negativa a realizar una importante donación a la campaña de un político local.

Gizmodo citó a residentes locales que prefirieron preservar el anonimato, según quienes McAfee mostró un comportamiento cada vez más impredecible y que se mantenía alejado de la comunidad de expatriados en Belice.

El sitio también reportó que el millonario había probado drogas psicoactivas.

Foto: REUTERS/San Pedro Sun
Foto: REUTERS/San Pedro Sun
Foto: REUTERS/San Pedro Sun
Gregory Faull es el vecino de McAfee que fue asesinado. Foto: REUTERS/San Pedro Sun