Publicado el 13 de nov de 2012 8:53 pm |

  comentarios

Foto: AP Photo/Caleb Jones/Archivo

(Washington, 14 de noviembre. AFP).- Un general de cuatro estrellas que encabezó el comando de África de Estados Unidos fue degradado por uso indebido de fondos del Pentágono, informaron este martes fuentes del Departamento de Defensa.

El secretario de Defensa Leon Panetta degradó al general William “Kip” Ward, a quien se le pidió el reembolso de 82.000 dólares que habría usado indebidamente durante viajes oficiales, dijo un alto funcionario del Pentágono en condición de anonimato.

El general de cuatro estrellas “se retirará en el rango de teniente general”, un cargo de tres estrellas, comentó otro alto funcionario del departamento.

Leon Panetta degradó al general William “Kip” Ward, a quien se le pidió el reembolso de 82.000 dólares que habría usado indebidamente

Según medios de prensa, entre los excesos imputados a Ward figuran la inclusión de su esposa en viajes oficiales prolongados. La mujer habría hecho además un uso no autorizado de vehículos blindados.

Al general se le reprocha, por ejemplo, haber gastado 747 dólares por noche para alojarse junto a su esposa en el hotel Fairmont Hamilton Princess, un cinco estrellas de las islas Bermudas.

Ward, comandante de AFRICOM basado en Stuttgart (Alemania) entre 2007 y 2011, ha negado las acusaciones.

Un informe de la inspección general del Departamento de Defensa publicado este año encontró sin embargo que Ward realizó un viaje de 11 días a Washington y Atlanta (Georgia, sureste) con su séquito militar por 129.000 dólares, cuando las tareas oficiales sólo le llevaron tres días.

La esposa de Ward acompañó al general en aviones militares durante 52 de los 79 viajes revisados por los investigadores, según el informe, que también encontró que Ward extendió sus viajes siete veces por motivos personales.

La degradación de Ward se produce después de que el comandante de las tropas aliadas en Afganistán, el general John Allen, fuera arrastrado en el escándalo sexual que provocó la dimisión del jefe de la CIA, David Petraeus, por una relación extraconyugal.