Publicado el 15 de nov de 2012 12:21 pm |

  comentarios

Foto: Fabián Marelli / La Nación

(Buenos Aires, 15 de noviembre. AFP) Un árbol de eucalipto que no fue podado causó el gigantesco apagón que la semana pasada afectó a 3,4 millones de personas en Buenos Aires y su periferia, dijo este jueves el líder sindical del sector, Oscar Lescano, quien desestimó un sabotaje como denunció el gobierno.

“No fue un sabotaje. Lo que alguien dijo que ‘se bajó la palanca’ (sabotaje) fue una imprudencia. Fueron los árboles de la zona los que tocaron los cables y provocaron el siniestro”, aseguró a los periodistas tras declarar ante la justicia por una denuncia del gobierno por supuesto sabotaje.

Lescano, líder del sindicato de Luz y Fuerza, detalló que el apagón se produjo porque “los eucaliptos no habían sido podados y uno tocó una línea de alta tensión, se produjo descarga eléctrica que quemó la rama, generando una serie de hechos que quitaron de servicio a cuatro centrales” de suministro de luz.

El gremialista, cercano a la presidenta Cristina Kirchner, añadió que el gobierno “hizo podar los árboles poco después“.

El ministro de Planificación, Julio de Vido, presentó la denuncia a la justicia por presunto sabotaje en el apagón ocurrido el 7 de noviembre, un día antes de una multitudinaria marcha opositora.

Sectores del gobierno sospechan que el apagón fue provocado con la intención de que los vecinos disconformes por el corte de energía en medio de una agobiante temperatura se sumaran a la marcha opositora.