Publicado el 19 de nov de 2012 9:09 am |

  comentarios

Foto: REUTERS/Remo Casilli/Archivo

(Roma, 19 de noviembre. AFP) – Uno de los hombres de confianza del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, el contable Giuseppe Spinelli, fue secuestrado durante toda una noche en octubre pasado por una banda que exigía 35 millones de euros al magnate y líder político a cambio de documentos claves para uno de sus juicios, indicaron el lunes fuentes de prensa local.

La banda de extorsionistas, tres italianos y tres albaneses, fue detenida este lunes en Milán (norte) por la policía tras una larga operación para identificarlos.

El grupo criminal seguía desde junio todos los movimientos del contable, quien fue retenido junto con su esposa el pasado 15 de octubre dentro de su apartamento por toda la noche para obligarlo a ponerse en contacto con Berlusconi.

Los secuestradores exigían 35 millones de euros a cambio de su liberación y de la entrega de una serie de documentos claves judiciales

Los secuestradores exigían 35 millones de euros a cambio de su liberación y de la entrega de una serie de documentos claves judiciales que, según ellos, permitirían cambiar la sentencia contra el grupo Fininvest, de propiedad de Berlusconi, a través de la cual se le condenaba a pagar 560 millones de euros al grupo CIR del empresario Carlo de Benedetti, una de las mayores indemnizaciones de la historia reciente de Italia.

En julio del 2011, la Corte de Apelaciones de Milán condenó a Fininvest a pagar esa cifra millonaria por las irregularidades cometidas en la adquisición en 1991 del control del mayor grupo editorial italiano, Mondadori, entre ellas la corrupción de un juez y de varios abogados.

En 2007, la justicia penal consideró que la decisión había sido “comprada”, y de hecho condenó a Vittorio Metta, el juez que pronunció la sentencia en 1991, a dos años y nueve meses de prisión. El abogado de Fininvest, Cesare Previti, que sobornó al juez, fue condenado a un año y medio de cárcel.

El único en escapar a una condena fue el propio Berlusconi, que en 2001 se salvó beneficiado por la prescripción de los hechos.

Según las revelaciones de la prensa, los secuestradores abandonaron la casa del contable después de que al parecer hablaron con Berlusconi hacia las 09H00 y tras destruir todas las grabaciones video del equipo de vigilancia.

Giuseppe Spinelli, de 71 años, es considerado una de las personas más cercanas a Berlusconi y su nombre era conocido por la prensa ya que era la persona encargada de remunerar a las prostitutas de lujo e “invitadas especiales” de Berlusconi para sus célebres veladas privadas, mejor conocidas como las noches del “bunga bunga”.