Publicado el 19 de nov de 2012 7:27 pm |

  comentarios

Foto: Gustavo Izus – Jennifer Hennebert / AFP

(La Haya / Bogotá, 19 de noviembre – Reuters).- La Corte Internacional de Justicia amplió el lunes la jurisdicción de Nicaragua sobre una extensa zona del Mar Caribe rica en recursos petroleros y pesqueros que controlaba Colombia, en un fallo celebrado por el país centroamericano y cuestionado por el Gobierno de la nación sudamericana.

Aunque a Colombia le fue ratificada la soberanía sobre siete islotes que reclamaba Nicaragua, la decisión fue leída como adversa por el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos porque representa la pérdida de control sobre una plataforma marítima con elevado potencial económico.

Peter Tomka, presidente del tribunal de 15 magistrados, leyó el fallo que fijó las coordenadas de un complejo trazado de la nueva frontera que mantiene la jurisdicción colombiana sobre los islotes, así como en un radio de 12 millas náuticas alrededor de los cayos de Serrana y Quitasueño.

Pero modificó los límites desde la frontera previa establecida en el meridiano 82 y que Nicaragua consideraba que vulneraba sus derechos sobre el mar.

El representante de Nicaragua ante La Haya, Carlos Argüello, sostuvo que el fallo es favorable a los intereses de su país.

Dentro de lo que nosotros habíamos previsto, esto era el mejor resultado posible, así que estamos muy contentos todos”, afirmó vía telefónica desde La Haya a la televisora sandinista nicaragüense Canal 4.

“Ni el (meridiano) 82 es límite, ni tampoco estamos encerramos enfrente de las islas, así que la Corte nos ha dado unos espacios marítimos importantísimos”, explicó.

Los nicaragüenses fueron convocados a un acto para celebrar el fallo histórico.

Colombia cuestiona fallo

Foto: EFE

Por su parte, el presidente Santos rechazó “enfáticamente” el aspecto del fallo que amplía la jurisdicción marítima de Nicaragua y no descartó mecanismos legales para defender los derechos del país en el área disputada del mar Caribe.

Aunque dijo que el tribunal incurrió en serias equivocaciones, celebró la parte de la decisión que ratificó la soberanía colombiana sobre siete cayos e islas que reclamaba Nicaragua.

“Después de reconocer la soberanía de Colombia sobre todo el archipiélago, y de sostener que éste, como una unidad, generaba derechos de plataforma continental y zona económica exclusiva, la Corte ajustó la línea de delimitación, dejando los cayos de Serrana, Serranilla, Quitasueño y Bajo Nuevo separados del resto del archipiélago”, explicó en una alocución al país.

Todo esto realmente son omisiones, errores, excesos, inconsistencias, que no podemos aceptar“, precisó Santos, quien inmediatamente después partió hacia la isla de San Andrés.

La corte ratificó la pertenencia colombiana sobre los cayos Alburquerque, Este Sudeste, Roncador, Serrana, Quitasueño, Serranilla y Bajo Nuevo,

“Durante decenios, Colombia ha actuado como soberano” en esos cayos y “ejecutado su autoridad soberana, sin oposición de Nicaragua”, dijo el fallo.

El dictamen del principal órgano judicial de Naciones Unidas pone fin a una controversia jurídica de 11 años en la corte pero que diplomática y políticamente se remonta a comienzos de la década de 1980, cuando Nicaragua declaró inválido el Tratado Esguerra-Bárcenas de 1928.

En ese tratado, los dos países firmaron un acuerdo que establecía el meridiano 82 como frontera marítima.