Publicado el 20 de nov de 2012 12:08 pm |

  comentarios

Foto: AFP PHOTO / SAIF DAHLAH

(Gaza / Jerusalén, 20 de noviembre – Reuters).- La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, se encontraba en Jerusalén para dialogar el martes con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en medio de expectativas de un pronto cese al fuego que ponga fin a una semana de enfrentamientos en la Franja de Gaza.

Video: Al Jazeera, 20 de noviembre de 2012

Sin embargo, Hamas, el movimiento islamista que gobierna Gaza, modificó un comunicado que afirmaba que una tregua comenzaría a la medianoche diciendo que aún esperaba por una respuesta israelí a las propuestas pero que no se haría un anuncio sino hasta el miércoles.

Un funcionario del Gobierno egipcio, cuyo nuevo presidente ha sido el mediador desde El Cairo, también dijo que podría comenzar un cese al fuego el martes. Pero funcionarios israelíes continuaron afirmando que aún se mantenían discusiones respecto al tema.

Israel siguió presionando con sus ataques en Gaza en el séptimo día de su ofensiva y los cohetes palestinos aún cruzaban la frontera.

Un funcionario de Hamas dijo que la tregua comenzaría a las 21.00 hora local. Pero tras esa hora, un destacado miembro del movimiento, Ezzat al-Rishq, comentó a Reuters en El Cairo: “La tregua ahora está suspendida debido a que estamos esperando la respuesta israelí”.

“Debemos esperar hasta mañana (miércoles)”,
añadió.

Israel lanzó una campaña la semana pasada con el objetivo de terminar con los lanzamientos de cohetes contra sus poblaciones desde el enclave palestino.

Funcionarios médicos en Gaza dijeron que 134 personas han muerto en una semana de combates, la mayoría civiles, entre ellos 34 niños. Mientras que han fallecido cinco israelíes, entre ellos tres civiles la semana pasada cuando un cohete desde Gaza impactó en su casa.

“Ningún país toleraría ataques contra sus ciudades y sus civiles”

Netanyahu dijo horas antes el martes que Israel estaba dispuesto a un acuerdo de largo plazo para terminar con los ataques de cohetes palestinos que caen en el sur de la región desde hace años.

El Ejército de Israel atacó el martes unos 130 sitios en Gaza, incluyendo almacenes de munición y la sede del Banco Islámico Nacional. La policía israelí dijo que más de 150 cohetes habían sido disparados desde Gaza hasta media tarde.

“Ningún país toleraría ataques contra sus ciudades y sus civiles. Israel no puede tolerar ataques semejantes”, dijo Netanyahu junto al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, quien llegó a Jerusalén para reunirse con el primer ministro.

“Si se puede implementar una solución a largo plazo a través de medios diplomáticos, entonces Israel será una parte dispuesta a una solución semejante. Pero si se necesita una acción militar más fuerte para detener el constante aluvión de cohetes, Israel hará lo necesario para defender a nuestro pueblo”, advirtió.

Hamas ataca a Jerusalén otra vez

Infografía AFP

Al caer la noche, Israel aumentó el bombardeo contra Gaza. Embarcaciones navales abrieron fuego disparando misiles y artillería y se registraba un ataque aéreo cada diez minutos.

En un atentado reivindicado por el brazo armado de Hamas, un cohete de largo alcance salió en dirección a Jerusalén el martes, por segunda vez desde que Israel emprendió su ofensiva.

El cohete, que cayó sin causar daños en la ocupada Cisjordania, hizo sonar las sirenas de la ciudad sagrada justo cuando Ban llegaba a Jerusalén para dialogar sobre una tregua. Otro cohete dañó un edificio de apartamentos en Rishon Lezion, cerca de Tel Aviv.

Los cohetes palestinos han alcanzado ambas ciudades en los últimos días por primera vez en décadas, lo que Israel considera una señal de que los milicianos gazatíes suponen una creciente amenaza.

En la Franja de Gaza, Hamas ejecutó a tiros el martes a seis presuntos colaboradores, que según una fuente de seguridad “fueron atrapados con las manos en la masa” con “equipo de filmación para grabar posiciones”.

Tanques, artillería e infantería se reunían en la arenosa frontera entre Israel y la Franja de Gaza esperando órdenes. Unos 45.000 reservistas han sido convocados desde el inicio de la ofensiva.

Una delegación de nueve ministros árabes, encabezados por el ministro de Exteriores egipcio, visitó Gaza, en una nueva señal de la creciente solidaridad árabe con los palestinos.

Egipto, el otro vecino de Gaza y la mayor nación árabe, ha sido clave en los esfuerzos para poner fin a los combates más intensos entre Israel y los activistas palestinos desde la invasión israelí del enclave en el invierno del 2008-2009.

El derrocamiento de Hosni Mubarak, un aliado de Estados Unidos, y la elección de Mohamed Mursi forman parte de un dramático cambio en Oriente Medio propiciado por las revueltas árabes y que ahora afecta al conflicto entre israelíes y palestinos.

Mursi, cuyos Hermanos Musulmanes fueron mentores de los fundadores de Hamas, advirtió a Netanyahu de las graves consecuencias que tendría una invasión por tierra del tipo que dejó más de 1.400 personas muertas en Gaza hace cuatro años.

Pero ha sido cauto de no molestar a Israel, con el que los ex gobernantes egipcios firmaron un tratado de paz en 1979, o a Washington, importante donante de ayuda a Egipto.