Publicado el 23 de nov de 2012 3:12 pm |

  comentarios

Foto: Un grupo de personas pasea con las compras realizadas en el día del ‘viernes negro’ por el centro comercial de Lenox, en Atlanta, Georgia hoy, viernes 23 de noviembre de 2012. Tras el día de Acción de Gracias llega el ‘viernes negro’, que marca el inicio de la temporada de rebajas en estados Unidos. EFE/Erik S. Lesser

(San Diego EEUU 22 nov EFE).- Muchos mexicanos han adoptado la tradición estadounidense del Viernes Negro, el día de los mayores descuentos comerciales en EE.UU., y cruzaron hoy la frontera a hacer compras en la zona californiana de San Diego.

De acuerdo al investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef), Alejandro Díaz Bautista, un mexicano que viaja a EE.UU. por el Viernes Negro gasta alrededor de 300 dólares en promedio.

“El Black Friday representa uno de los días más importantes en términos económicos para la región de San Diego, con el empuje de los consumidores fronterizos”, explicó.

Se calcula que cada año los mexicanos de Baja California gastan en California unos 4.000 millones de dólares.

Desde muy temprana hora, miles de bajacalifornianos cruzaron la frontera para aprovechar los descuentos del 20 al 80 por ciento en distintas tiendas del Condado de San Diego.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) anunció que durante todo este festivo largo en EE.UU, que se inició el jueves, Día de Acción de Gracias, en el puesto fronterizo de San Ysidro están abiertas sus 22 carriles, para facilitar el tránsito.

“El mercado del sur de la frontera es extremadamente importante, la gente de México viene constantemente al centro comercial, al igual muchos que llegan desde el aeropuerto de Tijuana, ya que las ofertas son realmente muy buenas”

Tom Fallon, gerente del centro comercial Las Américas, ubicado a unos pasos de la frontera, señaló que el Viernes Negro es el día de ventas más importante del año.

“El mercado del sur de la frontera es extremadamente importante, la gente de México viene constantemente al centro comercial, al igual muchos que llegan desde el aeropuerto de Tijuana, ya que las ofertas son realmente muy buenas”, consideró.

Durante un sondeo realizado la madrugada del jueves en dicho centro comercial entre residentes del sur de la frontera y visitantes de otros Estados en México, se pudo constatar la cantidad de dinero que invierten durante este día de ofertas en el que tradicionalmente los estadounidenses compran los regalos navideños.

Las respuestas indicaron un gasto de 200 a 2.000 dólares.

César Montijo, residente de Tijuana (México), señaló que cada año acude el Viernes Negro, que es siempre el día siguiente a Acción de Gracias, para comprar los regalos de Navidad, aprovechando los mejores precios.

“Se ve más movimiento en comparación al año pasado, también hay muy buenas ofertas, por menos dinero llevo más cosas que el año pasado”, mencionó.

“También -agregó- han mejorado mucho en la atención al cliente, las cajas están muy rápidas y tienen personal asesorando”.

Por su parte, Raúl Palacios, oriundo de Tecate y que viajó en compañía de su esposa, asegura que ya habían planeado con anterioridad qué tiendas iban a visitar y lo que iban a comprar.

“Es diferente cada año, viene más gente, extienden los horarios y a veces sí se encuentran cosas más baratas, nosotros ya lo planeamos por adelantado entonces ya sabemos lo que vamos a ver”.

A su vez, Javier Gutiérrez, residente de Ciudad Obregón en Sonora, mencionó que se encontraba de visita en Tijuana por motivos de negocios, por lo que aprovechó para conocer esta tradición norteamericana.

“Las ofertas son muy atractivas, más que nada lo que busco es ropa para la familia”.

Desde el año pasado México presenta una iniciativa similar al Viernes Negro conocida como El Buen Fin en la que comercios y establecimientos ofrecen las mejores ofertas del año para impulsar la economía. Este año se celebró del 16 al 19 de noviembre.