Publicado el 24 de nov de 2012 8:54 am |

  comentarios

Video: RT


(Jerusalen, 24 Nov 2012 AFP)
- El ejército israelí disparó este viernes cerca de la frontera con la Franja de Gaza alcanzando mortalmente a un palestino, hecho que se convierte en el primer desafío para la “precaria” tregua entre el Estado hebreo y Hamas, en el poder en el enclave.

En paralelo, en Jerusalén, las autoridades israelíes prohibieron este viernes el acceso a la mezquita de Al Aqsa, tercer lugar santo del Islam, a los palestinos menores de 40 años.

Tras el sangriento incidente de la frontera, un portavoz de Hamas, Sami Abu Zuhri, denunció “la primera violación israelí a la tregua” que rige desde el miércoles a las 19H00 GMT, precisando que acudirán ante las autoridades de Egipto, mediador del acuerdo.

Anuar Abdelhadi Qdeih, de 20 años, murió y otros 19 palestinos resultaron heridos por los disparos israelíes contra un grupo de agricultores en la localidad de Juzaa, al este de Jan Yunés, precisó a la AFP un portavoz de los servicios de emergencia de Gaza, Adham Abu Selmiya.

Según testigos, los soldados israelíes dispararon desde la posición militar de Kisufim contra un grupo de palestinos, agricultores en su mayoría, que trataban de llegar a sus tierras situadas cerca de la frontera, zona prohibida por el ejército israelí.

El ejército israelí afirmó que “unos 300 palestinos que intentaban acercarse a la valla de seguridad cometieron actos de vandalismo y dañaron la valla”.

“Los soldados procedieron a realizar disparos de advertencia pero los palestinos continuaron acercándose y los militares dispararon entonces en dirección de las piernas”, dijo una portavoz militar agregando que uno de los palestinos logró pasar la frontera pero que luego fue llevado hacia el lado palestino del cerco.

Según el portavoz de Hamas, “los disparos del ocupante fueron directamente contra los agricultores que regresaban a sus tierras en la zona fronteriza y es la primera violación israelí a la tregua”.

Hamas “seguirá esta violación a través del mediador egipcio para asegurarse de que no se reproduzca”, agregó Sami Abu Zuhri.

El diputado palestino independiente, Mustafa Barghuthi, denunció en un comunicado “una muy grave violación del cese al fuego”, y pidió a “Estados Unidos y los países que contribuyeron para lograrlo que ejerzan una presión inmediata y eficaz sobre Israel”.

El ejército confirmó la detención de cuatro palestinos de Hamas

“Si estas acciones no se detienen inmediatamente, Israel corre un grave riesgo de hacer que se desmorone esta precaria tregua”, estimó Barghuthi, que viajó de Cisjordania a Gaza como muestra de solidaridad.

De otro lado, un palestino murió el viernes asfixiado después de haber “inhalado un gas tóxico”
, cuando reparaba con otros tres hombres un túnel averiado por los bombardeos israelíes durante la ofensiva en el sector de Rafah (sur), anunció el ministerio de Salud de Hamas.

En Cisjordania el ejército israelí continuaba con sus arrestos luego de manifestaciones, a veces violentas, de solidaridad con la Franja de Gaza. El viernes detuvo a 28 palestinos, entre ellos cinco diputados de Hamas. El jueves procedió a la detención de 55.

El ejército confirmó la detención de cuatro palestinos de Hamas. Entre ellos figura el influyente Mahmud al Ramahi, ex secretario general del Consejo Legislativo, Parlamento palestino, que ya fue detenido en varias ocasiones.

El jefe de gobierno de Hamas, Ismail Haniyeh, pidió el jueves que los grupos armados respetaran la tregua, concluida el miércoles tras ocho días de hostilidades en los que murieron 166 palestinos, en su mayoría civiles y de los cuales al menos 43 niños y 13 mujeres. También murieron seis israelíes (cuatro civiles y dos soldados).

“Saludo a las facciones de la resistencia que han respetado el acuerdo desde que entró en vigor y les pido a cada una que la respeten y actúen en consecuencia”, dijo Haniyeh en un discurso en la ciudad de Gaza.