Publicado el 26 de nov de 2012 4:46 pm |

  comentarios

Foto: AFP Photo / Archivo

(Caracas, 26 de noviembre – Noticias24).- Este lunes el senador del congreso colombiano Roberto Gerlein volvió a ofrecer declaraciones polémicas sobre temas como la unión entre personas del mismo sexo y la la legalización del aborto. Temas controversiales luego de que afirmara que las relaciones homosexuales son algo “sucio, asqueroso y excremental”.

Entrevistado por la revista colombiana Semana, el legislador más antiguo del Senado reiteró su posición acerca del matrimonio gay, pues a su juicio esta unión contradice “las leyes de la naturaleza, de la familia, de la sociedad”. Señaló que aunque ha sido criticado por su polémica opinión, el secretario de la Conferencia Episcopal donde se expresa concorde con la esencia de mi intervención, “es la primera persona que lo expresa públicamente, pero me critica la manera como en alguna parte me excedí en los términos que utilicé. Es posible que eso haya pasado”, añadió.

“Creo que hay mucho gay que preferiría no serlo pero que no tiene alternativa, así como también hay gays que no tienen problema en reconocerlo”

Gerlein no se considera homofóbico, por el contrario afirma tener muchos amigos homosexuales a quienes respeta, porque “casi siempre son sumamente inteligentes y es mucho lo que yo he podido aprender de ellos”. El veterano senador comparte la tesis de que el hipotálamo de las personas homosexuales es menor que el de los heterosexuales y que establece una situación genética en el comportamiento sexual de esas personas, esta conclusión fue compartida por él en el debate por el que fue duramente criticado, y agregó que por esa razón no puede responsabilizar a alguien por situaciones que no son su culpa.

“Creo que hay mucho gay que preferiría no serlo pero que no tiene alternativa, así como también hay gays que no tienen problema en reconocerlo”, sentenció.

Como un conservador confeso, aseguró que no cree en que “traspasar las leyes de la naturaleza pueda merecer aplauso”, pues agrega que por las características biológicas el ser humano no está diseñado para el sexo entre personas de la misma condición, aunque expresó que la homosexualidad en la féminas no le molesta. “Yo no creo que traspasar las leyes de la naturaleza pueda merecer aplauso. Nosotros los conservadores pensamos que debemos respetar las leyes naturales. Cuando se desconocen, todo se trastoca y el comportamiento entre varones se convierte en otra cosa y digo varones porque a mí el homosexualismo entre mujeres me tiene absolutamente sin cuidado, no me mortifica. El que me perturba es el sexo entre varones y por razones obvias… y el que no las quiera entender ¡pues que no las entienda!”.

Sobre la legalización del aborto y el derecho de la mujer de manejar su cuerpo y decidir lo que ella considere, Gerlein expresó que conoce, tras 43 años de matrimonio, cuáles son los derechos de las mujeres, “lo que pienso es que la criatura tiene una vida propia distinta de la del cuerpo de la mujer”, sumó.

El legislador reconoce que se excedió en los términos usados en su declaración, aunque manifiesta que no tiene porqué excusarse “pero es que no tengo a quién pedirle perdón”, remató.

Con información de Semana