Publicado el 27 de nov de 2012 11:20 am |

  comentarios

Foto: Daily Mail

(Caracas, 27 de noviembre. Noticias24) – Graham Hughes se convirtió en el primer británico en visitar 201 países del mundo sin necesidad de utilizar un avión, con un presupuesto mínimo de 100 dólares por semana, por esta hazaña Guinness confirmó que posee el record mundial.

En tren, taxis, autobuses, barcos y caminando este aventurero de 33 años, proveniente de Liverpool, recorrió 160.000 millas en 1.426 días.

Tiene miles de historias, entre ellas relató que pasó cuatro días en océano abierto para llegar a Cabo Verde, fue encarcelado una semana en el Congo por “espionaje” y en Rusia también visitó la cárcel cuando trató de entrar a ese país.

Este lunes Graham terminó su épico viaje cuando cruzó Juba, capital de Sudán, lugar que ni siquiera existía cuando partió de su ciudad natal el día de Año Nuevo de 2009.

“Me encanta viajar, y me imagino que mi razón para hacerlo fue que yo quería ver si esto se puede hacer“, dijo.

Foto: Daily Mail

Añadió que quería mostrar que el mundo no es un lugar muy grande, asustadizo, y que en realidad está lleno de personas que quieren ayudar, “incluso si usted es un extraño”.

Ha atravesado las fronteras de los 193 miembros de las Naciones Unidas además de Taiwán, Ciudad del Vaticano, Palestina, Kosovo, Sahara Occidental y del Reino Unido, todo su itinerario sin volar.

“Agradezco a todas las personas del mundo que me ayudaron a llegar hasta aquí”

El sentimiento principal de hoy es sólo una de intensa gratitud a todas las personas en el mundo que me ayudaron a llegar hasta aquí, por darme un ascensor, dejar que me quede en el sofá, o señalarme en la dirección correcta”, afirmó Hughes.

Otras de sus peripecias alrededor del globo terráqueo incluyen bailar con los montañeses de Papúa, Nueva Guinea; hacerse amigo de los orangutanes en Borneo; cabalgar por las tierras baldías de Kenya en un camión de 18 ruedas.

Dijo que la gente tiende a preguntarse cómo se metió en países como Corea del Norte, Irak y Afganistán, pero él dice que eran las más fáciles.

Mucho más difícil fue negociar las rutas en las naciones insulares pequeñas como Nauru, en el medio del Océano Pacífico, las Maldivas y las Seychelles, donde a veces hay amenazas de piratas.

Foto: Daily Mail

Con información del Daily Mail