Publicado el 28 de nov de 2012 10:13 am |

  comentarios

Foto: Reuters / Desmond Boylan

(La Habana, Cuba, 28 de noviembre. AFP) El Consejo de Estado de Cuba convocó este miércoles a la celebración de elecciones el 3 de febrero para delegados a las asambleas provinciales y diputados al Parlamento Nacional, en un proceso en que no estará en riesgo el control del Partido Comunista sobre el gobierno.

La convocatoria, publicada en el diario oficial Granma, establece que “se celebren las elecciones en las que los electores de la República elijan, por el término de cinco años, a los delegados a las asambleas provinciales y a los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular” (Parlamento).

El sistema electoral de Cuba, vigente desde 1976, prevé que los delegados a las asambleas municipales (concejales), elegidos recientemente, propongan entre ellos a los candidatos a las asambleas provinciales y el 50% del Parlamento.

El otro 50% de la nómina lo proponen representantes de ocho organizaciones de trabajadores, estudiantes, mujeres, campesinos y vecinales, todas vinculadas al partido único que gobierna la isla desde hace medio siglo.

El voto de la población es directo y secreto para elegir a los parlamentarios de las cámaras provinciales y nacional.

Una vez constituida la nueva Asamblea Nacional, de unos 610 diputados, ésta debe elegir entre sus miembros al Consejo de Estado, órgano colegiado de 31 miembros que gobierna al país, encabezado por Raúl Castro, quien probablemente será reelegido como presidente.

Las autoridades defienden el sistema electoral cubano como el “más democrático y transparente”, pero los opositores lo descalifican asegurando que si bien el Partido Comunista no postula candidatos, sí supervisa el proceso y se asegura, con su influencia y el voto de sus militantes y simpatizantes, que ningún disidente resulte ni siquiera postulado a un cargo.