Publicado el 01 de dic de 2012 2:15 pm |

  comentarios

Foto: ERNESTO BENAVIDES / AFP

(Lima, 01 de diciembre. AFP) El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo el viernes en entrevista exclusiva con la AFP en Lima que existe el riesgo de que se deteriore la salud física y mental del fundador de WikiLeaks Julian Assange, al cual le otorgó asilo político y es requerido en Europa.

Video: AFP

Correa señaló que la solución al asilo otorgado a Assange desde junio en la embajada ecuatoriana en Londres, está en manos de Gran Bretaña, Suecia y las autoridades jurídicas europeas y subrayó que ha habido conversaciones con Londres en busca de una solución al encierro del fundador de WikiLeaks.

Además, aseguró que si pierde las elecciones presidenciales en febrero del 2013 se retirará de la vida pública.

¿Cuán graves son los problemas de salud de Julian Assange?, preguntó la AFP a Correa.

“No he hablado con él desde que está en nuestra embajada, pero la embajadora me informó que tenía un pequeño problema pulmonar, nada grave”, dijo el mandatario ecuatoriano.

Lo que sí hay es el peligro de que se deteriore su salud física y mental por estar encerrado en un espacio pequeño sin poder hacer ejercicios al aire libre. Eso complica la salud de cualquier persona”, agregó.

Correa se refirió además a las posibles negociaciones entre su gobierno y su par británico o el sueco respecto a una posibilidad de conseguir un salvoconducto que permita a Assange viajar a Ecuador.

Nosotros no negociamos con derechos humanos, esa palabra no la utilizamos en este caso, pero ha habido permanentes conversaciones. La solución de este problema está en manos de Gran Bretaña, Suecia y de las autoridades jurídicas europeas porque el abogado de Assange, Baltazar Garzón, está haciendo una serie de procedimientos en diferentes instancias europeas”, mencionó.

Foto: ERNESTO BENAVIDES / AFP

Y opinó que “si Gran Bretaña da mañana el salvoconducto esto se acaba. Y si Suecia, como perfectamente lo permite su legislación y como ha hecho en otros casos, interroga al señor Assange en la embajada de Ecuador en Londres o lo interroga vía Skype mañana mismo se acaba este problema”.

En referencia a la eventualidad que se presente como candidato en las próximas elecciones presidenciales en Ecuador para buscar un tercer mandato consecutivo señaló que ve esa posibilidad “con mucho optimismo y alegría, aunque a veces es bastante duro“.

“En lo personal jamás me ha interesado el poder, pero en situaciones tan injustas como la de Ecuador esa pobreza socioeconómica solo se puede corregir desde el poder político. Mi movimiento pólitico creyó que era yo quien garantizaba esa probable victoria, pues tenemos que aceptar esa reponsabilidad”, dijo.

“De ganar sería mi último período en la presidencia y de ahí salimos de la vida pública. Si perdemos igual. Es una decisión”, indicó.

AFP – ¿Usted teme que la estabilidad jurídica de la región para las inversiones se pueda ver afectada por los conflictos límitrofes existentes o casos como la decisión de (Colombia) de no acatar fallos de tribunales internacionales(sobre un diferendo con Nicaragua)?.

Foto: ERNESTO BENAVIDES / AFP

Correa: “No es tan así: por el momento no se acata ese fallo. Es un problema entre un país sudamericano y uno centroamericano. Los conflictos son inevitables, pero deben ser superados por la voluntad de caminar juntos. Hay que procesarlos de forma amplia para superarlos y seguir adelante”.

Correa se refirió también al nuevo tratamiento de salud del presidente venezolano Hugo Chávez en Cuba.

“Acabo de hablar con el vicepresidente (venezolano) Nicolás Maduro y me dice que viajó a un tratamiento que ya estaba planificado, de rutina, que se esperó que pase la campaña para volver a Cuba. No significa una recaída en el estado de salud del presidente Chávez”, comentó.

El jefe de Estado ecuatoriano participó el viernes en Lima en la VI Cumbre de jefes de Estado y Gobierno de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que concluyó con llamados a una mayor integración regional para sostener el progreso, la igualdad y la seguridad.

Por Luis Jaime CISNEROS