Publicado el 04 de dic de 2012 9:48 am |

  comentarios

Foto: AFP

(Francia, 04 de diciembre. AFP) - El presidente francés François Hollande inauguró este martes una sede del museo del Louvre construida sobre minas de carbón abandonadas en Lens, una pequeña ciudad del norte de Francia golpeada económicamente por el declive de este sector.

El nuevo y espectacular museo, que costó más de 150.000 millones de euros (unos 195.000 millones de dólares), es la primera sede del Louvre fuera de la capital francesa, que inaugurará otra en Abu Dabi en 2015.

El proyecto —cuya idea empezó a germinar hace diez años, cuando era presidente Jacques Chirac—, aspira a reanimar una de las zonas más pobres de Francia y atraer a medio millón de visitantes al año.

“Sabemos que un museo no hace primavera. Pero señala al menos el fin del invierno”

“Sabemos que un museo no hace primavera. Pero señala al menos el fin del invierno” declaró Daniel Percheron, presidente socialista de la región Norte-Pas-de-Calais. La ciudad de Lens está situada en el centro de una región donde la tasa de desempleo supera el 16%.

Diseñado por el gabinete de arquitectura japonés SANAA, el bello edificio de líneas futuristas, que abrirá sus puertas al público el 12 de diciembre, tiene una sola planta alargada y dividida en grandes módulos, que reflejan la luz.

Foto: AFP

“Es una joya maravillosa”, dijo Guy Delcourt, el alcalde socialista de esta ciudad de 35.000 habitantes situada a una hora en tren de París. “Nos permitirá remplazar las imágenes generalmente negativas sobre la cuenca minera”, añadió.

Construido en cristal y aluminio, el Louvre-Lens acoge en su primera exposición obras maestras provenientes del museo parisino, entre ellas el célebre lienzo “La Libertad guiando al pueblo” (1831) de Delacroix.

La primera filial del Louvre expone también el famoso retrato “Balthazar Castiglione”, de Rafael, esculturas de Rodin y pinturas de Boticelli, así como obras maestras de El Greco, Ingres, Poussin, La Tour y Goya que se exhibirán durante un año.

Foto: AFP

El acceso a la exposición en la gran galería del museo será gratuita durante el primer año. Esta gran sala de 120 metros de largo, llamada ‘Galería del Tiempo’ presentará durante cinco años más de 200 obras provenientes del museo parisino, que ofrecen una mirada sobre la historia del arte, desde Mesopotamia hasta el siglo XIX.

El primer año, el Louvre-Lens tiene por objetivo recibir 700.000 visitantes, y luego 500.000 los años siguientes. El nuevo museo propondrá también ambiciosas exposiciones temporales. La primera de ellas —que se abrirá, como el resto del museo, el 12 de diciembre—, se centra en el Renacimiento, e incluirá algunos tesoros del museo parisino de Miguel Ángel, Fra Angelico y Tiziano.

La estrella de esta exposición temporal es el hermoso lienzo “Santa Ana con la Virgen y el Niño”, recientemente restaurado y que está considerado la última obra maestra de Leonardo da Vinci (1452-1519).

Foto: AFP

Esta estrategia de descentralización cultural de un gran museo parisino empezó en Francia por el el Centro Pompidou, que abrió en mayo del 2010 una sede en la ciudad de Metz, en el este de Francia.

Estos nuevos centros culturales aspiran a seguir los pasos de la ciudad española de Bilbao, en el País Vasco, que se convirtió en un polo cultural y económico gracias al museo Guggenheim, diseñado por Frank Gehry.

Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP