Publicado el 05 de dic de 2012 3:40 pm |

  comentarios

Video: AFP,, 5 de diciembre de 2012

(El Cairo, 5 de diciembre-EFE).- Dos jóvenes, un hombre y una mujer, murieron hoy en los enfrentamientos entre seguidores del presidente egipcio, Mohamed Mursi, y opositores en torno al Palacio Presidencial en El Cairo, informaron a Efe fuentes de la seguridad egipcia.

Las víctimas mortales perecieron por el impacto de balas o perdigones y forman parte de los manifestantes contra Mursi, según las fuentes, que agregaron que otra treintena de personas han resultado heridas, la mayoría de ellos opositores al presidente.

Sin embargo, un exdiputado del Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de los Hermanos Musulmanes, que encabezó Mursi hasta que asumió la Presidencia, dijo a la agencia oficial Mena que el joven fallecido es un miembro de esa cofradía, que murió a causa de un disparo.

La calle Jalifa al Mamun, próxima al palacio, fue el lugar donde comenzaron los enfrentamientos entre ambos bandos, que derivaron en una batalla campal en la que se lanzaron cócteles molotov, piedras y botellas.

A esa zona del acomodado barrio de Heliópolis han llegado fuerzas antidisturbios para separar a los partidarios y detractores de Mursi, que también se han enfrentado cuerpo a cuerpo.

Los choques se han extendido a otras avenidas próximas como Al Mergany, en las que se han producido importantes destrozos en tiendas y coches.

Grupos de personas sacan en volandas a los heridos, que son atendidos en las ambulancias desplegadas en los alrededores del palacio.

Los cócteles molotov han causado, asimismo, pequeños incendios en las calles aledañas al palacio, a donde se han desplazado camiones de bomberos para apagar los fuegos.

Según pudo constatar Efe poco antes del estallido de la violencia, en las calles aledañas al palacio se apostaban grupos de decenas de personas, sin presencia de la policía, y algunos intentaba formar un cordón humano armados con palos.

Las fuentes de seguridad aseguraron que continúan los choques, aunque parte de los opositores al presidente han retrocedido y aguardan en estos momentos en una cercana plaza.