Publicado el 06 de dic de 2012 5:06 pm |

  comentarios

Foto: AFP Photo

(El Cairo, 6 de diciembre-Noticias24).- El presidente egipcio, Mohamed Mursi, ofreció hoy mantener un diálogo nacional con todas las fuerzas políticas egipcias el próximo sábado, en el que se abordará el referéndum sobre la Constitución y otros asuntos en disputa.

“Invito a un diálogo global y productivo a todas las fuerzas políticas, presidentes de partidos políticos, jóvenes de la revolución y los jueces para que el próximo sábado a las 14.30 nos reunamos en la sede de la Presidencia para lograr un acuerdo completo para salir de la división”, señaló.

Este diálogo, según el mandatario, versará principalmente en torno al Consejo de la Shura (Cámara alta), la ley electoral y el referéndum sobre la nueva Constitución, previsto para el 15 de diciembre y que la oposición exige que sea aplazado.

“El país se prepara para celebrar el plebiscito, y si el pueblo lo acepta, comenzará la construcción de las instituciones del Estado. Si no lo aprueba, formaré una nueva Asamblea Constituyente, ya sea por consenso o mediante elección directa, para elaborar una nueva constitución”, señaló.

Asimismo, Mursi ofreció renunciar al artículo 6 de su polémica declaración constitucional, promulgada hace dos semanas, “si el diálogo con las fuerzas políticas así lo decide”.

Ese artículo dice que “el presidente, en caso de amenaza a la revolución, a la unidad nacional o a la seguridad de la nación, podrá tomar todas las medidas que vea necesarias para hacer frente a esa amenaza”, aunque Mursi no hizo alusión a los otros artículos del decreto, como el que blinda sus poderes ante la Justicia.

El presidente abrió su alocución con referencias a los últimos incidentes en torno al Palacio Presidencial, de los que acusó a “infiltrados con armas de fuego” y en los que murieron seis personas y más de 700 resultaron heridas, entre ellas 19 de bala, según Mursi.

“La oposición política lleva a cabo una misión noble y tiene el derecho a la libertad de expresión, pero nunca toleraré el asesinato ni el vandalismo ni la incitación a la violencia”, agregó.

Ordenan evacuar los alrededores del palacio presidencial

El ejército egipcio ordenó este jueves a los manifestantes evacuar los alrededores del palacio presidencial en el Cairo, donde desplegó tanques después de los violentos enfrentamientos entre partidarios y adversarios del presidente Mohamed Mursi.

Video: AFP, 6 de diciembre de 2012

La guardia republicana, una unidad del ejército encargada de proteger a la presidencia “decidió desalojar el perímetro que rodea al palacio presidencial a las 15H00 locales (13H00 GMT) y prohibirá las manifestaciones en los alrededores” del complejo situado en El Cairo, según un comunicado publicado por la presidencia.

Sólo los partidarios de Mursi se mantuvieron cerca del palacio tras los enfrentamientos que duraron toda la noche y en los que murieron cinco personas y cientos resultaron heridas, los peores enfrentamientos desde la elección en junio del primer presidente islamista de Egipto.

Después del ultimátum del ejército, muchos manifestantes empezaron a recoger sus pertenencias para irse. Muchos islamistas habían dormido en el lugar en tiendas de campaña o envueltos en mantas, dijo un periodista de la AFP.

En la tarde, el ejército instaló vallas de alambre de púas a 150 m del palacio presidencial, tras haber ordenado a los manifestantes abandonar el lugar.

Los partidarios del presidente islamista se fueron luego, pero varios miles de militantes de oposición se congregaron de nuevo en una plaza a unos 300 m del palacio, gritando “el pueblo quiere la caída del régimen”, como durante la revuelta contra Hosni Mubarak el año pasado.

Durante la noche se habían registrado peleas con palos, cócteles molotov y pedradas con sólo breves periodos de tranquilidad. También se escucharon disparos regularmente.

A primera hora de la mañana, los tanques y los vehículos blindados de la guardia republicana tomaron posición cerca de la entrada del complejo presidencial y en una gran avenida cercana, en el barrio de Heliópolis.

Con información de EFE y AFP