Publicado el 08 de dic de 2012 11:43 am |

  comentarios

Video: AFP / 8 de noviembre de 2012

(Johannesburgo, 08 de diciembre. AFP) El expresidente sudafricano Nelson Mandela, de 94 años, fue hospitalizado el sábado para ser sometido a exámenes médicos y se encuentra bien, anunció la presidencia.

Mandela, líder de la lucha contra el apartheid en Sudáfrica, “ha sido hospitalizado hoy 8 de diciembre de 2012 en Pretoria para someterse a exámenes”, anunció el gabinete del presidente Jacob Zuma.

“Él está bien y no hay razones para inquietarse”, agregó.

Encarcelado durante 27 años por el régimen racista del apartheid y galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1993, Mandela fue elegido en 1994 presidente de Sudáfrica en las primeras elecciones abiertas a todos los habitantes del país. Se retiró en 1999 después de un único mandato.

Mandela había sido liberado en 1990 tras 27 años de reclusión. Posteriormente, dirigió las negociaciones que permitieron la transición, sin guerra civil, hacia la democracia multirracial.

En agosto pasado, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, almorzó con Mandela en el pueblo de Qunu

La última aparición pública del primer presidente negro de Sudáfrica fue en 2010, en el Mundial de Fútbol organizado por su país.

Desde entonces, las ocasiones de verlo han sido reservadas a sus allegados, a jóvenes talentos que acuden a actuar para él, o a la televisión, como cuando se empadronó o recibió la llama del centenario de su partido, el Consejo Nacional Africano (ANC).

En agosto pasado, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, almorzó con Mandela en el pueblo de Qunu (sureste), la región natal del exmandatario sudafricano.

Ya en 1988, Mandela había sido ingresado en un hospital, cuando padecía una fuerte tos contraída en la húmeda celda en la que estaba encarcelado. En aquel entonces tenía tuberculosis y los médicos le drenaron los pulmones, sacando dos litros de líquido.

En aquella oportunidad, Mandela permaneció seis semanas en el hospital, antes de que se lo transfiriera, convaleciente, a una clínica ubicada más cerca de la cárcel. Allí, fue el primer paciente negro ingresado en el establecimiento.

“El informe del hospital indica que, por suerte, se enviaron las muestras antes de que los pulmones estuvieran perforados”

“El informe del hospital indica que, por suerte, se enviaron las muestras antes de que los pulmones estuvieran perforados”, contó Mandela en 2004, refiriéndose a esta hospitalización de 1988. “Me hicieron un tratamiento y, cuatro meses después, estaba completamente curado”, agregó.

En 2001, se realizó al expresidente una radioterapia por un cáncer de próstata. Al año siguiente, Mandela declaró a la prensa que estaba curado de esta enfermedad.

Los años de trabajos forzados en las canteras de piedra caliza de Robben Island, donde estuvo preso, también le dañaron las glándulas lacrimales.

En enero de 2011, se lo hospitalizó durante dos noches por una infección respiratoria aguda.

En febrero de este año, se lo hospitalizó nuevamente, ya que padecía dolores abdominales. Al día siguiente, abandonó el establecimiento. Los médicos habían afirmado que no tenía “nada realmente grave”.