Publicado el 08 de dic de 2012 11:54 am |

  comentarios

Video: Euronews

(Caracas, 8 dediciembre. Euronews)Sin mar y en plena crisis, hay quien todavía se atreve a navegar. En París se ha inaugurado el Salón Náutico este sábado y permanecerá abierto hasta el próximo 16 de diciembre.

Los que acudan a la capital francesa podrán ver unas 800 embarcaciones. La actual coyuntura económica ha reducido las ventas un 20% aunque continúa siendo sector fundamental en la economía gala.

“Francia es líder mundial en la producción de veleros y semirrígidos, entre ellos embarcaciones neumáticas y vehículos de deslizamiento. El país ocupa la tercera plaza mundial en barcos de motor. Es un sector modelo por tres razones: crea mucho empleo, genera muchas exportaciones y es muy agresivo comercial y tecnológicamente”, explica Louis-Noël Vivies, responsable de comunicación.

La atención de los visitantes está inevitablemente atraída por los barcos de lujo, entre ellos algunos catamaranes que a pesar de su carácter deportivo, tienen un interior semejante al de un gran hotel.

Pero también hay quien busca soluciones prácticas que también sean asequibles. Es el caso de un pequeño velero que, una vez deshinchado y plegado, cabe en dos mochilas.

Los yates de impulso híbrido son un ejemplo de sostenibilidad ambiental,
con paneles solares en el techo, combustible diesel y motor eléctrico.

“Esta feria, una de las importantes en todo el mundo, señala a la náutica como un importante sector para la economía y también como una oportunidad para cientos de visitantes que ya sueñan con las vacaciones de verano”, concluye Giovanni Maggi, corresponsal de Euronews en París.