Publicado el 08 de dic de 2012 6:41 pm |

  comentarios

Foto: PEDRO LADEIRA / AFP

(Caracas, 08 de diciembre – AVN).- Los mandatarios del Mercado Común del Sur (Mercosur) destacaron la importancia de las relaciones con China y Cuba, países con los cuales mantienen negociaciones en materia económica y comercial.

Durante la 44º Cumbre de jefes de Estado del bloque regional, realizada en Brasilia, Brasil, revisaron el estatus de las conversaciones con China luego de que representantes del organismo se reunieran en noviembre pasado con delegados del gigante asiático para conversar sobre el “fortalecimiento de la cooperación económica y comercial” conjunta.

En ese sentido, los presidentes destacaron la “importancia de los flujos recíprocos de inversiones entre Mercosur y China como instrumento para el desarrollo de las relaciones económicas y comerciales”, señala la declaración final de la cumbre.

Subrayaron la relevancia del “intenso esfuerzo en la identificación de oportunidades de negocios para los empresarios del bloque” en China.

Igualmente, revisaron los resultados de la primera reunión de consultas políticas con Cuba.

En ese encuentro trataron asuntos como “agricultura familiar, eliminación del hambre y la pobreza, cooperación en salud, fortalecimiento del papel de las mujeres, manutención de la paz, seguridad internacional y fortalecimiento del multilateralismo”.

Relaciones con la Unión Europea

Los mandatarios de Argentina, Cristina Fernández; de Brasil, Dilma Rousseff; y de Uruguay, José Mujica; además del representante de Venezuela, Rafael Ramírez, presentes en la cita del Mercosur, expresaron su apoyo al proceso de negociación de un acuerdo de asociación entre el bloque regional y la Unión Europea.

Al respecto, señalaron que ese acuerdo puede servir como “medio para fortalecer el comercio entre los bloques y para impulsar el crecimiento y el empleo en ambas regiones”.

Abogaron asimismo por conseguir un instrumento “amplio y equilibrado”.

Los dignatarios del Mercosur también pasaron revista a los procesos de diálogo que llevan adelante con Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Japón.