Publicado el 10 de dic de 2012 3:04 pm |

  comentarios

Foto: AP / archivo

(Washington, 10 de diciembre – AFP).- Estados Unidos declinó este lunes pronunciarse sobre el estado de salud del presidente venezolano Hugo Chávez, aunque pidió que si llega a ser necesaria una sucesión presidencial, se realice siguiendo lo estipulado por la Constitución del país.

“Remitimos a las autoridades venezolanas” cualquier pregunta sobre la salud de Chávez, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en rueda de prensa.

Estados Unidos le desea a Chávez, con 14 años en el poder, una pronta recuperación, “como a cualquier persona que sufre lo que él está sufriendo”, dijo Nuland

Pero “obviamente estamos siguiendo de cerca los eventos que ahí se desarrollan”, dijo Nuland. “Queremos ver que cualquier sucesión siga los términos de la Constitución venezolana”.

El presidente Chávez, de 58 años, llegó este lunes a Cuba para someterse en los próximos días a una delicada cuarta operación contra un cáncer detectado el año pasado, cuando falta un mes para que sea nuevamente investido en el cargo luego de su reelección en octubre.

Antes de partir, el mandatario, que seguirá ejerciendo desde la isla sus funciones como en sus anteriores viajes por motivos de salud, designó al vicepresidente y canciller, Nicolás Maduro, como su sucesor y heredero político en caso de que él quede inhabilitado.

Estados Unidos le desea a Chávez, con 14 años en el poder, una pronta recuperación, “como a cualquier persona que sufre lo que él está sufriendo”, dijo Nuland.

La portavoz subrayó que la Constitución venezolana “define la política para la sucesión” en caso de que Chávez no pueda gobernar.

En caso de que sea necesario convocar nuevas elecciones, “la expectativa” tanto del continente, de Estados Unidos y del pueblo venezolano es que éstas sean “pacíficas, inclusivas, libres y conducidas con igualdad de condiciones”.

Nuland reiteró que Washington desea tener “las mejores comunicaciones” con Caracas, pero “no hay planes actualmente para restablecer los embajadores”, de los que carecen ambos países desde 2010.

Un funcionario del Departamento de Estado, el subsecretario de Asuntos Públicos, Mike Hammer, lamentó la semana pasada que Caracas “no ha estado interesada en que se haga ese intercambio de embajadores”.

Estados Unidos admite que Venezuela es el país sudamericano con el cual mantiene las relaciones más complicadas.