Publicado el 13 de dic de 2012 3:09 pm |

  comentarios

Foto: SLAVEN VLASIC / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

(Nueva York, 13 de diciembre. AFP) – El gobernador de Nueva Jersey (noreste), Chris Christie, una de las estrellas en ascenso del Partido Republicano, juzgó como “ridículo” el planteo de que no podría ser presidente de Estados Unidos debido a su obesidad.

“Eso es ridículo. No sé cuál es la base (del planteo)”, dijo Christie, cuya popularidad ha ido en ascenso desde el pasaje del huracán Sandy por Nueva Jersey, al ser consultado durante una entrevista de la cadena de televisión ABC sobre el inconveniente que podría significar su obesidad para ejercer como presidente.

“Creo que la gente me ha visto estas últimas semanas tras el huracán Sandy haciendo jornadas de 18 horas, y de nuevo el día siguiente, y era eficaz en el trabajo, así que realmente no creo que sea un problema”, le declaró a la periodista Barbara Walters, para quien el político forma parte de las “diez personalidades más fascinantes de 2012″.

Sin embargo, Christie no reveló cuáles son sus intenciones para las próximas elecciones presidenciales. “No sé si tendré ganas de eso en 2016″, dijo.

El gobernador de Nueva Jersey admitió durante la entrevista que tiene “más que un poco” de sobrepeso, explicando que jamás había conseguido controlar el problema.

El republicano, electo gobernador por primera vez en 2009, se negó a participar en la carrera presidencial para las elecciones de 2012. Sin embargo, fue uno de los oradores estrella en la convención republicana en Florida (sureste) y ya es visto como uno de los aspirantes republicanos a la presidencia en 2016.

Christie tuvo un papel muy activo tras el pasaje del huracán Sandy, que devastó Nueva Jersey, y no dudó en agradecer al presidente Barack Obama por su ayuda.

Aunque algunos lo acusaron de ayudar con su actitud a la reelección de Obama, su popularidad se benefició. En una encuesta reciente, el 89% de los neoyorquinos dijo que Christie había hecho un trabajo bueno o muy bueno después del huracán, frente al 75% que pensaron lo mismo del alcalde de su ciudad, Michael Bloomberg.